Cómo hablar con tu hijo adolescente sobre los cambios de la pubertad

A muchos padres se les dificulta tener conversaciones sobre la sexualidad con sus hijos

Cómo hablar con tu hijo adolescente sobre los cambios de la pubertad
Foto: Shutterstock
Foto: shutterstock

La comunicación es un factor fundamental para fortalecer la relación de padres e hijos. Esto es más importante aún cuando ellos están teniendo cambios y llegan a la pubertad y la adolescencia. Los cambios que se producen puede abrumarlos, y como padres, debemos estar preparados para hablar con ellos sobre ese tema.

Cómo hablar del tema

Los niños comienzan a hacer preguntas sobre sexualidad desde temprana edad. Responderlas contribuirá a que ellos conozcan más de su cuerpo y las funciones del mismo, sobre todo de sus órganos sexuales y sobre el desarrollo durante la pubertad.

Sin embargo, a muchos padres les resulta incómodo abordar estos temas. Pero deben tener en consideración que, si ustedes no les brindan las respuestas a sus inquietudes, ellos terminarán buscando información en otra parte.

De hecho, de acuerdo a la organización Kids Health, los niños ya están expuestos a este tipo de información desde temprana edad gracias al internet y la televisión, y también a sus maestros. En muchas escuelas enseñan educación sexual, por lo que es posible que ellos ya conozcan del tema.

Ser francos: la clave fundamental para la confianza

Es necesario explicarles cómo se produce el desarrollo y los cambios que sufrirá a medida que crecen. En el caso de las niñas, deben explicarles los procesos que vivirán cuando comiencen a menstruar y los cambios hormonales y de crecimiento.

Deben asegurarles que es normal el crecimiento del busto, que habrá ocasiones en donde se sentirán raras, y que todo eso forma parte del crecimiento, y que todo lo que ellas vivirán lo han vivido todas las mujeres.

Enfócate en lo que les preocupa. Además, debes estar seguro de que manejas bien la información. Si no es así, investiga. No esperen a que sean sus hijos los que comiencen la conversación, son ustedes, los padres, los que deben dar el primer paso.

Hablar con sinceridad y de forma franca cimentará la confianza que tienen sus hijos, y esto podrá hacer que ellos se sientan cómodos cuando hablen con ustedes sobre estos temas inquietantes. Sobre todo, tengan una mente abierta y no se dispongan a juzgar.

Escuchar con atención y darle importancia a sus emociones es fundamental para que los adolescentes crezcan con confianza y seguridad en sí mismos. Al brindarles la educación sexual que necesitan, serán responsables con sus actos.