Mariachis temen ser desplazados ante nuevo complejo habitacional

Alegan que muchos no podrían pagar o entregar todos los requisitos que se piden para poder alquilar

Mariachis temen ser desplazados ante nuevo complejo habitacional
Imagen de cómo se vería el complejo habitacional. (METRO)
Foto: Cortesía

Un grupo de mariachis, activistas y pequeños empresarios de Boyle Heights están preocupados de que la icónica Plaza del Mariachi pudiera desaparecer para ser parte de un proyecto habitacional.

Esta semana, la junta de Metro aprobó la extensión a un año de un acuerdo de negociación para un proyecto habitacional y comercial adyacente a la Plaza del Mariachi con East Los Ángeles Community Corporation (ELACC), la agencia urbanista. La negociación estaba para expirarse en septiembre.

El proyecto está planeado en un lote, propiedad de Metro, localizado en la esquina de la avenida Pennsylvania y la calle Bailey, el cual consistirá de 60 viviendas asequibles de uso mixto para familias e individuos de muy bajos ingresos que ganan entre el 30% y el 50% del ingreso medio del área, indicó la agencia.

Adicionalmente contará con 6,340 pies cuadrados de espacio en la planta baja para empresas de servicios locales, un centro cultural de Mariachi y un jardín comunitario

Sin embargo, mariachis como Oscar Chávez, quien es parte del grupo 3 Generaciones Mariachi, dijo que ya han visto como la corporación ELACC les ha mentido en el pasado.

Él dijo que hace unos 10 años cuando ELACC adquirió el Boyle Hotel, ubicado al cruzar la calle de la Plaza del Mariachi, pidieron a los mariachis que vivían ahí que desalojaran para hacer una renovación.

“Nos dijeron que nos iban a sacar para arreglar porque era injusto que viviéramos y así y después hicieron más difícil para regresar”, dijo Chávez.

Sin embargo, alegan que dos años después de la renovación, muy pocos mariachis tuvieron prioridad a los apartamentos.

Oscar Chávez es uno de los mariachis que dependen de la Plaza del Mariachi para conseguir trabajo. (Suministrada)

Años después, cuando se construyó el complejo habitacional Santa Cecilia, al cruzar de la calle del Hotel Boyle, ELACC pidió el apoyo de la comunidad y los mariachis con la promesa de que les darían vivienda asequible a varios ahí pero esto tampoco sucedió.

“No hay ningún mariachi viviendo ahí”, dijo Francisco Hernández, otro músico y vicepresidente de la Organización de Mariachis Independientes de California (OMICAL).

La principal preocupación

Hernández dijo que aunque en los últimos años han tenido más éxito para conseguir trabajos mediante las redes sociales, si los desalojan de la Plaza del Mariachi serían severamente afectados ya que la gente todavía sigue llenando a buscarlos en persona ahí.

“Para nosotros esta es nuestra fuente de ingresos”, explicó. “Aquí la gente llega a buscar la música del mariachi y norteños y se le da la información”.

Israel Moreno, mariachi y presidente de OMICAL, dijo que con la pandemia no tienen a donde ir y se le hace injusto si llegaran a desplazarlos.

“Yo llegué a esta plaza a los 17 años, esta es nuestra casa”, indicó el hombre de de 51 años de edad.

Beatriz Zaragoza, pequeña empresaria de Boyle Heights dijo que inicialmente ella había apoyado el proyecto habitacional en el 2018 pero después de ver los planos se dio cuenta que no estaba correcto.

“Quieren remover de 5 a 10 pies de la Plaza para el proyecto y utilizar como entrada principal la plaza”, dijo Zaragoza. “Nos están eliminando espacio y tampoco sabemos quienes van a llegar a vivir aquí”.

La empresaria dijo que, una vez más se les ha prometido que el proyecto es para familias de bajos ingresos pero es casi imposible que los mariachis puedan vivir ahí.

Una de las razones principales -explica- es porque llenar la solicitud para el alquiler con ELACC deben demostrar sus impuestos, comprobantes de ingresos de al menos $25,000 y números de ITIN. Muchos de estos mariachis reciben pagos en efectivo o no cuentan con lo que se pide.

“Las aplicaciones están abiertas a todos los resientes del sur de California y por ejemplo en el edificio de Santa Cecilia se recibieron 4,000 aplicaciones para tan solo 60 unidades”, explicó Zaragoza.

También existe el temor de que la gente que llegue de fuera no sea fan del área y puedan quejarse de su cultura y su mariachi, el cual supuestamente estaría tocando afuera del edificio en diferentes eventos que realizan durante el año.

La Opinión intentó obtener un comentario por parte de ELACC pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Por su parte Metro aseguró que de acuerdo a las pautas de desarrollo de Metro requieren que cualquier desarrollo propuesto “mantenga la presencia y viabilidad de los mariachis y conserve el simbolismo icónico de la Plaza”.

“El proyecto propuesto daría frente a la Plaza pero no la ocuparía”, indicó la agencia Metro en un comunicado. “La tarima de presentaciones existente se mantendría con posibles mejoras en el paisajismo y las comodidades para peatones para uso público”.

Metro aseguró que mantiene su compromiso de preservar la Plaza del Mariachi que es de importancia cultural y continuará recolectando aportes de la comunidad a través del proceso para garantizar que cualquier desarrollo respete su histórica importancia así como a los músicos del mariachi.

Los activistas y mariachis tienen una petición online para apoyar su causa. Puede encontrarla aquí.