Propuesta que fortalece los medios minoritarios en California llega al escritorio del gobernador

La asambleísta Blanca Rubio, autora de la medida AB 323, dijo que ‘necesitamos de los periódicos étnicos ahora más que nunca’.

Propuesta que fortalece los medios minoritarios en California llega al escritorio del gobernador
Cada madrugada, Barillas distribuye La Opinion.
Foto: Pixabay / Pixabay

Una iniciativa que busca fortalecer los medios de comunicación étnicos de comunidades pasó este martes a disposición del gobernador Gavin Newsom y ahora solo falta su forma para refrendarla en ley.

La asambleísta autora de la propuesta de ley, Blanca Rubio, dijo esperar que el gobernador firme la ley sin demoras porque los medios étnicos son clave para informar a las comunidades durante la pandemia.

“El COVID-19 ha golpeado particularmente fuerte a nuestras comunidades de minorías étnicas. Las fuentes de noticias en línea no son suficientes, y los periódicos étnicos juegan un papel crucial en informar a nuestras comunidades”, dijo a La Opinión la asambleísta del distrito 49 de Los Ángeles.

La legisladora inmigrante dijo que su propuesta de ley “es personal para mí”.

Asambleísta Blanca Rubio. (Suministrada)

“Siempre hablo de mi padre, que acaba de cumplir 80 años el pasado sábado. Él ha confiado en La Opinión como sus noticias durante muchos, muchos años. No va a hacer la transición a Google para obtener noticias sobre COVID y cómo mantenerse a salvo. Necesitamos de los periódicos étnicos ahora más que nunca”, expresó Rubio.

La AB 323 establece un camino para que los medios de comunicación comunitarios y étnicos lleguen a comunidades desatendidas mediante recursos por publicidad estatal.

También concede un año adicional para que los periódicos étnicos, busquen modelos de distribución alternativos, mientras se prepara para cumplir con AB 5, una ley que inicialmente había condicionado mucho el trabajo de los periodistas independientes, al imponerles, un máximo de 35 artículos anuales.

Los medios étnicos, sin tantos recursos como los electrónicos convencionales que pertenecen a grandes corporaciones, enfrentan, como cualquier otro negocio los embates de la pandemia, pero también caída en ventas de publicidad, limitaciones para distribución, y al casi perder el apoyo de periodistas independientes, se hallaban en situaciones sin precedentes.

Además están ahora las movilizaciones contra la violencia policiaca, el movimiento de las Vidas Negras Importan, y el proceso electoral en el que la agitación civil parece marcar el rumbo de campañas.

Regina Brown Wilson, de la asociación de California Black Media, declaró que “Estamos viviendo tiempos de disturbios y cambios sin precedentes, y la necesidad nunca ha sido mayor para medios especializados que faciliten una mejor participación cívica y una mejor intercultural Comunicación”.

La AB 323 requiere que las agencias estatales den preferencia a las organizaciones de noticias locales, específicamente a los medios étnicos y comunitarios, en los contratos y subcontratos para la comercialización y la divulgación de servicios publicitarios.

Al mismo tiempo extiende por dos años adicionales una exención que el estado otorgó a los transportistas de periódicos de Dynamex, lo que compensa para que los medios de étnicos y comunitarios se estabilicen ante pérdidas debidas a la pandemia.

En los seis meses que van de la contingencia sanitaria, más de una docena de medios en California ha cerrado sus puertas definitivamente.

El gobernador tiene por protocolo 30 días para decidir si forma en ley la AB 323, o si el plazo se cumple sin que la refrende o la rechace, podría convertirse en ley tras ser aprobada por ambas cámaras.

Pero por la urgencia que la comunidad latina tiene para informarse sobre el COVID 19, el editor en jefe en La Opinión de Los Ángeles, Gabriel Lerner, consideró que la aprobación de Newsom apremia.

“El gobernador tendría que firmar esta ley lo antes posible para que comience a regir de inmediato”, dijo Lerner en comentarios escritos.

Explicó que “la AB 323 representa para La Opinión, y para otros medios en español en el estado, un reconocimiento –aunque tardío y en medio de la crisis–, de la importancia que tenemos en informar a nuestra comunidad y en propiciar su integración a la sociedad estadounidense, por medio del conocimiento del acceso a recursos”.

La asambleísta Rubio dijo estar de acuerdo con la urgencia de que el gobernador firme la iniciativa.

Sabemos que mi proyecto de ley proporcionará un alivio inmediato, pero quedan muchos desafíos por delante”, dijo Rubio a La Opinión.

Declaró que “no aceptaré a los periódicos étnicos y comunitarios simplemente como un modelo empresarial fallido, como algunos han insinuado. Significan demasiado para mí y para nuestro estado diverso. Planeo continuar buscando soluciones para que los medios étnicos puedan continuar en el futuro” en California.

La AB 5 en su forma inicial se había convertido en serio obstáculo tanto para los medios étnicos y comunitarios locales, como para los periodistas independientes que les prestan sus servicios.

La AB 323 amortigua en parte ese impacto, pero la misma autora de la AB 5, Lorena González, de San Diego, consiguió aprobar también la AB 2257, que levantan la limitación de 35 notas por año para los freelancers o periodistas independientes.

La AB 323 tendría un plazo para entrar en vigor, mientras que la AB 2257 entraría en efecto en cuando la firme el gobernador. Ambas están a disposición de Newsom.