Clima extremo en el Oeste: desde un calor récord al frío y la nieve… en unos días

El clima no puede ser más extremo en los próximos días en el Oeste: un calor que puede romper récords, descensos de la temperatura de cerca de 50 F... y tormentas de nieve. Un científico explica por qué

Clima extremo en el Oeste: desde un calor récord al frío y la nieve… en unos días
California seguirá en riesgo: fuertes vientos pueden acelerar los incendios.
Foto: Archivo / JOSH EDELSON/AFP via Getty Images

La mejor palabra para describir el clima en el Oeste es: “loco”, según el reporte de Jeff Berardelli, meteorólogo de CBS News y especialista en clima, que ya están citando numerosos medios de Estados Unidos.

En cuestión de días, la región experimentará:

  • uno de los eventos de calor extremo jamás registrados en California
  • un fuerte evento de viento que aviva las preocupaciones sobre incendios
  • un descenso de temperatura de 70 grados en Denver
  • una tormenta de nieve extremadamente temprana que azotará a Colorado, Nuevo México y Wyoming

Si eso no es lo suficientemente extraño, dos tifones consecutivos a miles de millas de distancia en Japón y Corea del Norte están en parte impulsando el patrón caótico del clima. Si se agregan algunos cambios climáticos causados por los humanos, que están jugando un papel… el clima no puede ser más extremo.

Ya ha sido el verano más caluroso registrado en gran parte del suroeste y partes de California. Pero de viernes a lunes, se pronostican más de 150 temperaturas récord.

En Los Ángeles, el mercurio puede elevarse a unos peligrosos 110 grados Fahrenheit el domingo, eclipsando el récord diario en 8 grados. El récord histórico es de 113 grados, establecido en septiembre de 2010.

Para el fin de semana, el núcleo de la ola de calor se desplazará hacia el oeste sobre California y ciudades del valle como Bakersfield, Fresno y Sacramento verán máximos entre 110 y 115. Incluso Oakland alcanzará los 100 grados el domingo.

¿Un frente frío la semana que viene?

El calor comenzará a desvanecerse el martes cuando un fuerte frente frío empuje hacia el sur en la mayor parte del oeste, con la excepción de California.

Pero este cambio causará fuertes vientos, que pueden poner en riesgo a millones en medio de los peligrosos incendios que hay en California.

Según Berardelli, a medida que un frente frío de principios de temporada descienda hacia el sur hacia la Gran Cuenca, enviará fuertes vientos a través de la Sierra Nevada.

A pesar de combatir incendios históricos durante agosto, el estado hasta ahora ha escapado de esos vientos generalizados. Esto cambiará el martes a medida que se desarrolle un evento de viento racheado descendente. Este tipo de eventos de viento son una gran razón por la cual los incendios arden fuera de control en California durante el otoño.

Qué hará el aire del Ártico

A medida que el fin de semana festivo llega a su fin, la cresta récord de alta presión en el oeste será demolida por una feroz corriente en chorro que se sumerge en el lejano sur.

En Denver, la temperatura máxima del domingo estará cerca de los 100 grados, pero para el miércoles por la mañana, las temperaturas caerán en picada a los 20 grados, cortesía del aire del Ártico desde las alturas de Canadá.

En unas 18 horas, desde el lunes por la tarde hasta el martes por la mañana, la temperatura caerá  de 95 grados a 35 grados: es es un cambio de temperatura de 60 grados en menos de 24 horas.

Dramático seguro, y posiblemente en disputa por un récord. Sin embargo, un día en octubre pasado, la temperatura bajó de 83 a 13 grados en Denver, un cambio de 70 grados, pero durante más de 30 horas.

Nevadas tempranas

Otro cambio dramático: A medida que la corriente en chorro se asienta en el sudoeste profundo, una fuerte tormenta impulsará el aire hacia el frente de las Montañas Rocosas, exprimiendo la humedad en una masa de aire casi helada.

La nieve volará, y tal vez mucha, si cree que los modelos de computadora anuncian más de un pie en las montañas y posiblemente varias pulgadas en Boulder y potencialmente incluso en Denver.

Hay dos buenas explicaciones para un clima tan extremo

El miércoles, el tifón Maysak se estrelló contra Corea del Sur y Japón, y este fin de semana el Super Tyfón Haishen seguirá una trayectoria similar. Aunque están a más de 6,000 millas de distancia, estas dos tormentas producirán efectos dominó, literalmente, al manipular una corriente en chorro ya ondulada.

En resumen, la salida de abundante energía térmica de los tifones en Asia magnificará aún más la corriente en chorro corriente abajo, impulsando el aire helado hacia el sur, hacia las Montañas Rocosas.

El efecto de los tifones es solo una parte de un sistema interconectado, que consiste tanto en fuerzas naturales como humanas, debido al calor adicional que se acumula en los océanos y la atmósfera, por el exceso de emisiones de gases de efecto invernadero.