Prestigiada revista científica comprueba que la vacuna rusa contra el coronavirus desarrolla anticuerpos

A pesar de las críticas, el fármaco ha generado una respuesta inmune

Prestigiada revista científica comprueba que la vacuna rusa contra el coronavirus desarrolla anticuerpos
La vacuna rusa se llama Sputnik V..
Foto: AFP / Getty Images

Cuando el presidente ruso Vladimir Putin anunció en agosto pasado que su país ya contaba con la primera vacuna contra el COVID-19 en el mundo, recibió críticas y, especialmente, advertencias de la comunidad médica mundial que señalaban que el fármaco no había sido probado lo suficiente para garantizar su eficacia.

Y aunque la Fase 3 de pruebas de la vacuna rusa contra el coronavirus, llamada Sputnik V, sigue su curso, una prestigiada revista científica ha comprobado que el fármaco desarrolla anticuerpos y causa efectos secundarios leves.

La revista médica británica The Lancet, una de las más reconocidas y respetadas en el ámbito científico y médico, realizó pruebas del fármaco en dos hospitales rusos con 76 voluntarios adultos sanos de entre 18 y 60 años de edad. Todos desarrollaron anticuerpos contra el SARS-CoV-2; incluso, los niveles de anticuerpos neutralizantes fueron similares a los desarrollados por las personas recuperadas de la enfermedad.

De igual forma, el ensayo “sugiere que las vacunas también producen una respuesta de células T en 28 días”, células fundamentales del sistema inmunológico cuya función es combatir las infecciones.

Según la investigación, la mayoría de las reacciones adversas en los voluntarios fueron leves y entre las más comunes se registraron dolor en el lugar de la inyección (58 por ciento), hipertermia (50 por ciento), dolor de cabeza (42 por ciento), fatiga (28 por ciento) y dolores musculares y articulares (24 por ciento). “No se informaron eventos adversos graves y todos los participantes se encontraban clínicamente bien durante todo el estudio“, se señala.

“En conclusión, estos datos muestran colectivamente que la vacuna heteróloga basada en rAd26-S y rAd5-S es segura, bien tolerada y no causa eventos adversos graves en voluntarios adultos sanos. La vacuna es altamente inmunogénica e induce fuertes respuestas inmunitarias humorales y celulares en el 100 por ciento de los voluntarios adultos sanos”, se lee en el estudio.

Sin embargo, los científicos advierten que el ensayo de la Fase 3, en la que el fármaco se administra a miles de voluntarios, es fundamental para confirmar la efectividad y la seguridad de la vacuna. Rusia inició ya esta etapa de pruebas y prevé la participación de 40,000 voluntarios de diferentes edades y grupos de riesgo.