5 Recetas italianas que son sorprendentemente fáciles y saludables

Recetas con pollo, pasta y pan

La comida italiana es parte de la dieta mediterránea que se centra en verduras frescas, aceite de oliva y cereales. Muchos de sus platillos pueden integrarse en un plan de alimentación equilibrado y saludable.

Aquí 5 recetas:

1. Bruschetta

Foto: RitaE/Pixabay

Es una excelente forma de aprovechar el pan duro. Cada región italiana tiene su propia receta de Bruschetta cuyos protagonistas son el pan de trigo crujiente casero y el aceite de oliva virgen extra.

Necesitas: pan de trigo duro, tomates maduros, hojas de albahaca, queso mozzarella (puedes sustituir), 2 gajos de ajo, AVOE y sal.

Corta el pan en rebanadas de 2 centímetrpos y tuesta por ambas caras en una plancha o sartén hasta que quede crujiente. Corta los tomates en cubitos y sazona con las hojas de albahaca, el aceite de oliva virgen extra y la sal.

Corta el queso en cubitos y mezcla con los tomates. Pela el ajo y frotarlo sobre las rebanadas de pan para darles aroma y sabor. Cubre las rebanadas de pan, tostadas y aromatizadas con ajo, con el aliño y sirve.

2. Pollo estilo caprese

Foto: Pixabay/Pexels

Necesitas: 300 gramos de pechugas de pollo fileteadas, queso mozzarella, aguacate, tomate, ajo y cebolla en polvo, condimento italiano, albahaca, crema de vinagre balsámico, sal y pimienta al gusto.

En un bowl mezcla media cucharadita de ajo en polvo, otra media de cebolla en polvo, otra más de condimento italiano, sal y pimienta al gusto. Con esta mezcla sazona los filetes de pollo y cocínalos a la plancha en una sartén con una gota de aceite de oliva.

Coloca dos rodajas de mozzarella sobre cada pechuga, una rodaja de aguacate y otras dos de tomate. Tapa la sartén y cocínalo un par de minutos más, hasta que el queso se derrita ligeramente. Para terminar, coloca el pollo  en un plato, agrega un poco de albahaca y rocíalo con un chorrito de crema de vinagre balsámico.

3. Sopa minestrone

Foto: Navada Ra/Pexels

Para esta sopa clásica italiana necesitas: 200 g de pasta concha, 1 cebolla picada, 1 zanahoria en cubos, ¾ de puré de jitomate, 1 hoja de laurel, ½ cucharadita de tomillo, 1 litro de caldo de pollo, 1 cucharada de aceite de oliva, ½ taza de hojas de albahaca y ½ taza de láminas de queso parmesano.

Suda las verduras con el aceite de oliva en una olla mediana por unos minutos. Agrega el puré́ de tomate, el laurel, el tomillo y la pasta. Cuece por cinco minutos y añade el caldo de pollo.

Hierve hasta que suavice la pasta, salpimienta, agrega un poco de queso parmesano, albahaca y sirve.

4. Muslos de pollo a la italiana

Foto: Harry Dona / Pexels

Necesitas: 4 muslos de pollo sin hueso, ¾ de taza de aceitunas negras, 1 cebolla picada, 1 taza de jitomates cherry, 1 cucharada de tomillo fresco picado, 2 tazas de caldo de pollo, 1 diente de ajo picado, 1 hoja de laurel y aceite de oliva.

Salpimienta los muslos de pollo y ásalos en una sartén del lado de la piel con el aceite de oliva. Cuando estén dorados, voltea hasta cocer completamente.

Retira el pollo y agrega al sartén la cebolla y ajo. Cuando estén suaves, añade los jitomates y las aceitunas y el caldo de pollo. Deja reducir la mezcla, agrega el tomillo e integra de nuevo las piezas de pollo. Cubre y deja cocer a fuego bajo durante 10 minutos.

5. Orecchiette alla pugliese

Foto: pixel1/Pixabay

Necesitas: pasta orecchiette, ajo, filetes de anchoa, tomates, brócoli, aceite de oliva y sal al gusto.

Coloca en una olla agua con sal a hervir y añade el brócoli. Deja cocer hasta que este tierno y reserva. Agrega la pasta a la misma agua y deja cocer el tiempo que indica en paquete y luego deja escurrir.

En un sartén coloca aceite a calentar y añade los ajos picados hasta dorarlos. Agrega los filetes de anchoa y los tomates cortados en cubos y deja cocinar alrededor de 7 minutos. Añade el brócoli y deja 2 minutos más.

Coloca la pasta en un plato, vierte la salsa por encima y ¡listo!