Qué hacer para evitar el reflujo en los bebés

El reflujo en los bebés no es una preocupación muy grande, pero debes estar pendiente de la condición de tu pequeño

Qué hacer para evitar el reflujo en los bebés
Foto: shutterstock

Si el reflujo es una condición desagradable cuando se es adulto, mucho más lo es para el bebé, que puede estar más indefenso ante él. Como su progenitor, estás en la posición idónea para evitar que tu hijo sufra de acidez y otros malestares de salud. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Alimenta al bebé mientras está erguido

La Mayo Clinic indica que alimentar el bebé mientras se encuentra erguido puede evitar que desarrolle reflujo porque la fuerza de gravedad ayudará a que los contenidos del estómago se mantengan en su lugar.

En este sentido, es muy importante que no hamaques ni mezas a tu bebé mientras la comida se asienta, sino que deberías mantenerlo sentado en los 30 minutos siguientes a haber comido para que tenga una digestión tranquila.

Aliméntalo menos, pero con más frecuencia

Alimentarlo menos es una manera de evitar que la comida se acumule y fomente el reflujo en tu bebé. Naturalmente, deberás alimentar a tu bebé con más frecuencia para que pueda seguir absorbiendo los nutrientes que su cuerpo necesita.

Puedes optar por reducir el tiempo en que lo amamantas o, si le das biberón, darle un poco menos de la comida habitual.

Foto: Pixabay

Haz que el bebé eructe con frecuencia

Hacer que tu bebé eructe con frecuencia y después de ser alimentado evitará que se forme una acumulación de aire en su estómago, lo que es adecuado para evitar el reflujo estomacal.

Ponlo de espalda en la cama cuando duerma

Poner al bebé de espaldas mientras duerme es un buen modo de hacer circular el aire en su interior mientras duerme.

Los cambios realizados en el estilo de vida del bebé lo harán menos propenso a sufrir de reflujo. Ten en cuenta que estos cambios no deberían impedirle absorber los nutrientes necesarios para su desarrollo.