Cómo el Índice de Masa Corporal afecta a nuestro cerebro

Estudios recientes revelan que el peso afecta al cerebro

Cómo el Índice de Masa Corporal afecta a nuestro cerebro
Foto: Shutterstock

Es cierto que, para mantener un estilo de vida saludable y funcional, nuestro peso debe corresponder con el índice de masa corporal (IMC). Sin embargo, hay un motivo más para evitar el sobrepeso, y es que este puede incidir de forma negativa en nuestro cerebro. Aquí te hablamos más sobre esto.

Cómo afecta el peso a nuestro cerebro

Debemos tener en cuenta que el índice de masa corporal (IMC) se refiere a la proporción del peso con el tamaño de nuestro cuerpo, y que este puede incidir de forma negativa si el peso se sale de las proporciones idóneas, provocando sobrepeso.

Al tener sobrepeso, nuestro cuerpo se transforma y esto podría provocar diferentes problemas de salud, como diabetes, insuficiencia respiratoria, problemas cardíacos, entre otros. Pero, según lo publicado en diario El Español, el aumento de los niveles del IMC podría afectar también la salud cerebral.

Esto se debe a que, un estudio publicado en la revista Journal of Alzheimer’s disease determinó que el sobrepeso puede provocar que la actividad cerebral disminuya debido a que el flujo sanguíneo no es constante.

Esto podría provocar diversas enfermedades que van desde la depresión, TDAH, trastorno bipolar, ciertas adicciones, tendencias suicidas y alzheimer, entre otras.

Los resultados del estudio

Foto: Shutterstock

El trabajo realizado por esta revista médica es uno de los mayores estudios que ha relacionad la obesidad con los problemas de disfunción cerebral. Para llegar a esta conclusión, se examinaron más de 35,000 escaneos del cerebro a más de 17,000 pacientes con la intención de medir su flujo sanguíneo y su actividad cerebral.

En especial, se encontró que aquellas personas con sobrepeso son más propensas a sufrir de Alzheimer debido a que el flujo sanguíneo se reduce en las zonas vulnerables. De esta manera, los científicos pueden determinar que el sobrepeso también es un condicionante para que aparezca esta enfermedad.

Por eso es recomendable mantener un peso estable, de acuerdo al IMC. La alimentación balanceada y la actividad física son claves para evitar este tipo de problemas. En caso de padecer sobrepeso, lo más aconsejable es acudir a un especialista para recibir la orientación necesaria.