Republicanos quieren convencer a Pelosi de paquete de estímulo reducido

Esta semana es clave para retomar las negociaciones del nuevo cheque de ayuda
Republicanos quieren convencer a Pelosi de paquete de estímulo reducido
La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, afirma que insistirá en las negociaciones.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Los republicanos del Senado consideran que la aprobación de un nuevo paquete de estímulo requiere necesariamente la aprobación de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), por lo que buscarán aumentar al presión para lograr un acuerdo.

El plan es que Pelosi abandone su idea de los $2.2 billones de dólares y acepte alguno de los paquetes alternos, como el de $1.3 billones de dólares del Gobierno del presidente Donald Trump o el de $1 billón de dólares republicano.

La clave será utilizar el respaldo de la Cámara de Comercio a 23 legisladores demócratas para las elecciones del 3 de noviembre, luego de que –según los republicanos– el líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer (Nueva York), no es quien toma la sartén por el mango en esta negociación.

“Schumer no está presionado en absoluto. Todo esto está en Pelosi… está dirigiendo el espectáculo”, dijo un senador republicano a The Hill. Agregó que 117 demócratas de la Cámara firmaron una carta a Pelosi el mes pasado pidiéndole que aceptara la Ley de Seguridad y Alivio para los Trabajadores, que extiende los $600 dólares semanales adicionales al bono de desempleo.

El portal cita que la Cámara de Comercio de Estados Unidos hizo circular un memorando a principios de este mes en el que indicaba su intención de respaldar a 23 demócratas de la Cámara de Representantes, lo cual serviría de presión a la presidenta Pelosi.

“La pregunta es si esto obliga a Pelosi a escuchar a sus 20 miembros en distritos donde la Cámara de Comercio ha respaldado a la demócrata”, dijo la fuente republicana.

Cabe destacar que Pelosi no ha cerrado las intenciones de negociar un paquete de ayuda, ya que el viernes dijo sentirse optimista de lograr un acuerdo.

“Soy completamente optimista”, insistió en CNN. “Soy optimista. Creo que deberíamos llegar a un acuerdo, eso es lo que todos queremos”.

La demócrata dijo, sin embargo, que no aceptará las restricciones del presidente Trump sobre el cheque de ayuda de $1,200 dólares directo a estadounidenses, a menos que se apruebe asistencia alimentaria y una clara protección al desalojo.

El Congreso tiene hasta el 15 de octubre para tomar una decisión, ya que es la fecha en que termina el periodo de sesiones antes de la elección.