Por qué la obesidad es uno de los factores fundamentales en pacientes con covid-19 que se complican

Aspectos característicos de la obesidad pueden incrementar la vulnerabilidad frente al Covid-19
Por qué la obesidad es uno de los factores fundamentales en pacientes con covid-19 que se complican
Foto: Shutterstock

Es posible identificar algunos patrones en el comportamiento del Covid-19, y uno de estos patrones encuentra la obesidad como un factor crucial en los pacientes que desarrollan complicaciones por la enfermedad. A continuación hablaremos sobre esta situación.

Inflamación crónica

Un artículo del Centro Nacional de Información Biotecnológica propone algunos mecanismos por los que las personas obesas serían más vulnerables al Covid-19. Uno de estos mecanismos es la inflamación crónica, que surge por el exceso de tejido adiposo en las personas con obesidad.

El Covid-19 puede incrementar esta inflamación todavía más, exponiendo a los sujetos a una mayor cantidad de células inflamatorias en comparación a las personas delgadas.

Esta inflamación puede inducir una disfunción metabólica que origine, entre otras cosas, patologías como resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, hipertensión, y enfermedad cardiovascular, que son otros factores de riesgo para el Covid-19.

Deficiencia de vitamina D

La deficiencia de vitamina D es otro rasgo que caracteriza a la obesidad, y un aspecto, además, que incrementa el riesgo de sufrir infeccione sistémicas, vulnerando así a nuestro sistema inmune.

Por otro lado, se sabe que la suplementación de vitamina D puede disminuir el riesgo de infecciones respiratorias mediante funciones inmunorreguladoras, como la disminución de la producción de citocinas proinflamatorias.

Por ello, hay estudios que sugieren que la deficiencia de vitamina D podría estar detrás de una mayor susceptibilidad de los pacientes obesos a sufrir complicaciones por el Covid-19, así como una mortalidad más elevada que la del resto de la población.

Foto: Shutterstock

Disbiosis intestinal

La disbiosis intestinal es otro factor de la obesidad, y que puede incidir en la probabilidad de desarrollar formas más graves del Covid-19. La disbiosis intestinal se relaciona con una composición debilitada del microbioma intestinal.

A su vez, esta composición debilitada tiene un vínculo con la regulación del sistema inmune del paciente y para la protección contra posibles infecciones. Es por esto que, a veces, se suministran probióticos a los pacientes de Covid-19 para estabilizar el ecosistema intestinal.

Por último, no se sabe si las personas con obesidad son más susceptibles a contagiarse con Covid-19, pero sí se tantea la posibilidad de que sean más contagiosas que aquellos que están en su peso adecuado, lo que tiene muchas implicaciones para la salud pública.