Trabajadores indocumentados tendrán acceso a créditos tributarios

Gobernador de California firma ley que beneficia a aquellos con un número ITIN

Trabajadores indocumentados tendrán acceso a créditos tributarios
Rosalba y su familia.
Foto: Cortesía

LOS ÁNGELES – Trabajadores indocumentados de California celebran por todo lo alto la oportunidad de poder recibir un reembolso por sus impuestos a partir del 1 de enero de 2021. Para muchos sería la primera vez. Esto es gracias a la ley AB 1876, firmada este viernes por el gobernador del Estado Dorado, Gavin Newsom.

La medida, propuesta por el asambleísta Joaquín Arámbula, permitirá que los californianos que declaran sus impuestos con un número de Identificación Fiscal Individual (ITIN) reciban hasta $2,982 en crédito tributario por ingresos de trabajo de California (CalEITC) y hasta $1,000 por el Crédito Tributario por Hijos Pequeños (YCTC).

Los trabajadores elegibles deben ganar menos de $30,000 al año y tener un número de ITIN.

Se estima que dos de cada tres de los trabajadores elegibles bajo esta nueva expansión son trabajadores esenciales, incluyendo trabajadores de restaurantes, tiendas de comestibles y la industria agrícola.

Cuando comenzó la recesión del COVID-19, la mayoría de los puestos de trabajo perdidos se produjeron en industrias con salarios bajos. Se estima que 289,059 californianos indocumentados —en su mayoría mujeres— se quedaron sin empleo.

El gobernador Newsom dijo que la pandemia por el COVID-19 ha afectado duramente a las familias de California, especialmente a las comunidades de color que ya estaban siendo afectadas de manera desproporcionada por la crisis existente.

“Los trabajadores indocumentados de primera línea dejan a sus familias todos los días para mantener nuestra economía en funcionamiento, pero muchos todavía están luchando para llegar a fin de mes”, indicó el gobernador.

“La expansión del CalEITC proporcionará un impulso crítico a las familias indocumentadas y de estatus mixto en todo el estado, estimulará la economía y nos hará a todos más fuertes frente a la incertidumbre económica”.

Newsom aseveró que los californianos indocumentados son contribuyentes y deberían ser elegibles para los mismos créditos y pagar las mismas tasas impositivas.

Gavin Newsom dijo que esta medida ayudará a las familias e impulsará la economía.

Expansión completa

Comenzando el 1 de julio de este año, el gobernador Newsom ya había incluido una expansión limitada del CalEITC y YCTC a los trabajadores con ITIN que tengan un hijo de 5 años o menor en su presupuesto anual.

“Esto cubría solo 1/4 de los hogares encabezados por ITIN con niños de 0 a 18 años”, dijo Unai Montes-Urieste, director de comunicaciones de United Ways California, entidad que apoya el CalEITC.

Ahora con la expansión completa, el beneficio se expande a todos los contribuyentes de impuestos ITIN sin importar si tienen hijos o no.

Rosalba, quien tiene cuatro hijos menores de edad y tres de ellos son ciudadanos americanos, celebra la firma del gobernador ya que ella y su esposo quedaron desempleados al inicio de la pandemia y cualquier ayuda económica les viene muy bien.

La mujer, que prefirió mantener su apellido en el anonimato, dijo que ha trabajado por 18 años en San Diego y ha contribuido a la economía.

“He presentado mis impuestos fielmente con un ITIN todo este tiempo pero nunca obtuve ninguno de los créditos fiscales destinados a ayudar a personas como yo que trabajan pero todavía luchan económicamente”, dijo Rosalba, de 41 años.

Indicó que esta será una gran ayuda ya que después de la pandemia ella y su esposo perdieron sus empleos.

Hace poco, él regresó a trabajar a tiempo completo y ella tiene dos trabajos, cada uno a tiempo parcial.

Otra inmigrante que se beneficiará de la ley es la señora Victoria Francisco quien ha trabajado como empleada doméstica por más de 20 años.

Desde entonces ha declarado sus impuestos cada año pero cuando sus dos hijas cumplieron la mayoría de edad ella dejó de recibir reembolso o su reembolso era muy pequeño.

Francisco, de 52 años de edad, asegura que el dinero que reciba en su próxima declaración de impuestos los utilizará para ahorrar para su retiro ya que no califica para ayuda del gobierno.

Se estima que más de 600,000 familias inmigrantes contribuyen con unos $3,200 millones en apoyo fiscal para el estado, pero quedan fuera de la mayor parte de la ayuda estatal y federal. En tiempos de la pandemia del COVID-19, el dinero podrá ayudarles a cubrir necesidades críticas como comida y vivienda.

Francisco dijo que al inicio de la pandemia, su trabajo disminuyó ya que sus clientes no querían que fuera a limpiar las casas u oficinas. Pero al paso del tiempo ya ha comenzado a laborar más horas.

“Por ahora estoy trabajando como si fuera tiempo completo pero todavía no se sabe qué pueda pasar”, indicó.

Una lucha de cuatro años

Organizaciones pro inmigrantes, parte de la coalición CalEITC, aplaudieron la decisión del gobernador.

Indican que la ley llega en un momento en que los latinos inmigrantes enfrentan una tasa de desempleo de casi el 14% y no fueron elegibles para los cheques de estímulo de ayuda federal de la ley CARES.

Inclusive familias de estatus mixto quedaron fuera debido a que en el hogar había alguna persona con ITIN, los cuales eran excluidos del beneficio. Esto afectó severamente a cónyuges e hijos ciudadanos estadounidenses.

Incluir a los trabajadores inmigrantes indocumentados en los beneficios del CalEITC no solo habla de una verdadera California para todos, sino que brinda un verdadero impulso económico a las familias impactadas por el COVID19, indicó Paulina González-Brito, directora Ejecutiva de la California Reinvestment Coalition.

“Les reembolsa sus contribuciones a nuestra economía, que incluye más de $3,000 millones en impuestos estatales a California por año. La firma del Gobernador dice que usted importa, es uno de nosotros y estamos juntos en esto”.

Sasha Feldstein, Gerente de Política de Justicia Económica del California Immigrant Policy Center, indica que con esta firma California eligió abordar y reparar la falta de equidad estructural y sistémica en el sistema tributario.

“Ya no excluiremos a personas, incluyendo más de 200,000 niños, del alivio financiero crítico simplemente por un número de impuestos y nos aseguraremos que todos los californianos, independientemente de su estatus, tengan acceso a los beneficios”.