Álex Fernández, de la mano de su abuelo Vicente Fernández

El más joven de la dinastía está preparando su segundo disco, y tiene como representante nada menos que al máximo exponente de la música ranchera

Álex Fernández, de la mano de su abuelo Vicente Fernández
Álex Fernández estrenó recientemente 'Lo que tú necesitas', que formará parte del que será su próximo álbum. Foto: Sony
Foto: Cortesía

Álex Fernández estaba muy conforme con su vida como empresario y trabajando en el equipo de producción su papá, el cantante Alejandro Fernández. Pero un día, su abuelo Vicente lo escuchó cantar y todo cambió para el más joven de esta dinastía.

“Hace unos dos o tres años, mi abuelo les prestó a todos mis primos el estudio de grabación de su rancho para que le cantaran algo a sus mamás en el Día de la madre”, recordó Álex. “Cuando yo grabé me dice [mi abuelo], ‘ah, caray, ¿y tú desde cuándo cantas?’, y le dije que siempre me ha gustado cantar”.

Solo que Álex nunca había externado su deseo de convertirse en intérprete y de seguir los pasos de su legendario abuelo y de su padre. Pero además había otra razón: su padre prefería que su primogénito se dedicara a los negocios de la familia para no “interferir” con la carrera de cantante de Camila, otra hija de Alejandro Fernández, y quien siempre había expresado su deseo de ser artista.

“Pero mi abuelo, sin preguntar, me dijo que él me iba a representar y que me iba a hacer un disco y a lanzar como cantante”, dijo Álex, de 26 años. “Me dijo que no tenía nada que ver la carrera de mi hermana porque ella era mujer y cantaba otro género”.

Así fue como hace poco más de un año arrancó la carrera del nieto de Vicente Fernández, el cantante de música ranchera más popular de las últimas décadas. El joven acaba de estrenar “Lo que tú necesitas”, el tercer corte del que será su segundo álbum, que espera estrenar a finales de este año.

“Vamos a ir sacando poco a poco, como lo hicimos con el disco anterior”, dijo Álex, quien eligió cantar la música bravía “porque el mariachi es mi favorito”.

Solo que Álex tiene un gran reto por delante: encontrar su propio estilo para poder diferenciarse del de su padre debido a que cantan muy parecido.

“Tenemos un timbre similar”, dijo el cantante. “Pero el estilo es diferente, y lo van a ir reconociendo conforme saque más canciones”.

Mientras tanto, el novel artista ya está haciendo su colección de trajes de charro, el atuendo con el que se presentan en sus conciertos tanto el abuelo como Alejandro. Uno de sus trajes es el que usó Alejandro cuando se casó con la madre de Álex, América Guinart, de quien se divorció cuando Álex era niño.

Por ahora, este chico pondrá en pausa todas sus actividades empresariales para dedicarse de lleno a su carrera como vocalista. Y no, no se trata de un improvisado. Toca el piano y tomó clases de canto cuando era pequeño. Ahora, desde que inició su carrera, su abuelo lo ha estado preparando de pe a pa, desde cómo lucir el traje de charro hasta cómo contestar las preguntas de la prensa.

“Ya llevamos más de un año y vamos súper bien”, dijo. “Tengo a dos grandes maestros, unos titanes, que son mi abuelo y mi papá, que me enseñan y que se las saben de todas, todas”.

El hijo de Alejandro Fernández es la tercera generación de esa familia que se lanza como cantante. Foto: Sony