Qué alimentos componen la Dieta Blanda y cómo ayuda a depurar el organismo

Hay alimentos puntuales que demandarán poco de ti y que puedes incluir en la dieta blanda

Qué alimentos componen la Dieta Blanda y cómo ayuda a depurar el organismo
Los vegetales y hortalizas forman parte de la dieta blanda.
Foto: Imagen de Jill Wellington en Pixabay / Pixabay

Como su nombre sugiere, la dieta blanda es un régimen de alimentación constituido a partir de alimentos que ofrezcan poca demanda para tu sistema digestivo. A continuación te decimos qué alimentos puedes incluir en una dieta de este estilo.

1.  Verduras y hortalizas

Un artículo del portal de Mapfre indica que la dieta blanda puede incluir verduras y hortalizas poco fibrosas, o que requieran un reducido trabajo digestivo. En este sentido, podemos incluir las judías verdes al vapor, crema de calabaza, caldo vegetal, calabacín cocido, y zanahoria. También podemos incluir puré de verduras.

2.  Cereales

La dieta blanda admite todo tipo de cereales refinados o blancos, por lo que podemos consumir arroz, pasta, pan blanco fresco o tostado, sémola, y cereales refinados. Eso sí, no deberías hacer uso de ninguna salsa fuerte en la preparación de estos alimentos.

3.  Legumbres

Aunque las legumbres son alimentos fibrosos por naturaleza, puedes hacer un experimento con una crema de lenteja roja o humus de garbanzos, así como crema de guisantes.

Pasar legumbres trituradas a través de un colador chino es un truco que puedes emplear para ablandar las legumbres de manera que las consumas en la dieta blanda. Su tolerancia puede aumentar incluso más si las pelas.

legumbres
Las legumbres son más fáciles de digerir si están peladas. Foto: Pixabay

4.  Carnes

Pavo, pollo y conejo son carnes blancas que puedes incluir en tu dieta blanda, especialmente si las has sometido a una cocción suave.

5.  Huevos

La yema del huevo es más fácil de consumir que la clara, por lo que es preferible consumirla en primer lugar. Si tienes tolerancia con ella, puedes optar por consumir la clara también. Dependiendo del resultado, puedes comer huevos cocidos o en tortilla francesa.

Estas son algunas de las alternativas que tienes a tu disposición para elaborar una dieta blanda. Si quieres recibir una asesoría a medida que la planificas, puedes hablar con un nutricionista para realizar la dieta más adecuada para tu salud.

Quizás te interese leer: ¿Qué debes evitar si un médico te impone una dieta blanda?