Sheriff de Texas enfrenta cargos por tratar de ocultar un video que captó la muerte de un hombre negro bajo custodia policial

El desenlace mortal de una persecución quedó captado en video por las cámaras corporales de oficiales y las de un programa de televisión

Sheriff de Texas enfrenta cargos por tratar de ocultar un video que captó la muerte de un hombre negro bajo custodia policial
El sheriff del Condado Williamson Robert Chody.
Foto: Williamson County Sheriffs Office / Cortesía

TEXAS – El sheriff del Condado Williamson Robert Chody enfrenta cargos que lo acusan de destruir u ocultar un video en una investigación sobre la muerte de un hombre afroamericano que se encontraba bajo la custodia policial de su departamento el año pasado.

El incidente ocurrió el 28 de marzo de 2019, pero el video fue liberado este junio por las autoridades ante la presión de algunos medios de comunicación que han estado siguiendo el caso.

Las perturbadoras imágenes muestran a unos oficiales del Condado Williamson detener a un hombre afroamericano por conducir su vehículo con las luces altas; 28 minutos después, acabó muerto luego de haber sido sometido a varias descargas de pistolas eléctricas (Taser).

En junio, los fiscales de Williamson anunciaron una investigación “que implicaba una posible manipulación de pruebas” tras la muerte de Javier Ambler en marzo de 2019.

El hombre negro de 40 años murió después de que los agentes del alguacil del condado de Williamson utilizaran repetidamente pistolas paralizantes contra él, a pesar de sus súplicas. que estaba enfermo y no podía respirar.

Los fiscales del condado Travis están investigando por separado el uso de la fuerza en la muerte de Ambler.

Los registros judiciales muestran que Chody fue acusado de cargos de que, mientras se estaba llevando a cabo una investigación sobre la muerte de Ambler, el alguacil “destruyó u ocultó” grabaciones “con la intención de afectar su capacidad como prueba en la investigación”.

Los 28 minutos que quedaron grabados muestran cómo una infracción de tráfico se convirtió en una noche mortal.

El padre de dos niños y extrabajador del Servicio Postal de los Estados Unidos quedó tirado sin vida sobre la calle North Austin luego de que los oficiales lo sujetaron y lo derribaron mientras que descargaban sus pistolas eléctricas sobre su cuerpo.

Esa noche los oficiales estaban siendo acompañados por un grupo de camarógrafos del reality show “Live PD” de A&E.

Ambler, de 40 años, varias veces les pidió piedad a los oficiales y les informó que sufría de una condición cardiaca mientras le descargaban corrientes eléctricas. Les dijo desesperadamente que no podía respirar y hasta les gritó “¡Sálvenme!”, antes de que los oficiales le dispararan con la última descarga.

En aquel momento la muerte de Ambler no se difundió en los medios como con la de George Floyd, porque las autoridades se negaron a hacer público el video del incidente.

Luego de varios meses y gracias a la insistencia del diario American-Statesman y la estación KVUE-TV, las autoridades difundieron documentos y el video del incidente mortal, en un momento que la nación reclamaba por la muerte de Floyd.

Comunidades en el área central de Texas han pedido reformas y transparencia de sus departamentos de Policía luego de que recientemente han surgido presuntos casos de abuso de autoridad, incluyendo la muerte de Michael Ramos, un hispano desarmado que fue baleado por oficiales de la Policía de Austin.

El caso de Ambler renueva la inconformidad de un sector de la comunidad que estaba molesto por la relación del Sheriff del Condado Williamson con el reality show “Live PD”.

Críticos del sheriff Robert Chody, un hombre que se hizo millonario al ganar la lotería, alegan que el funcionario ha elegido la fama en vez de la seguridad del público. También se preocupan de que con la presencia de las cámaras de “Live PD”, los oficiales pudieran exagerar para ofrecer momentos más dramáticos que le pudieran servir al show.

El sheriff Chody y “Live PD” se han negado a dar entrevistas con investigadores y medios sobre el incidente.

La persecución mortal

En el video de la persecución se escucha al oficial J.J. Johnson decirles a los integrantes de “Live PD” lo que estaba ocurriendo. Cuando la persecución cruzó al Condado de Travis, oficiales de la Policía de Austin fueron instruidos a no involucrarse en la persecución porque no se trataba de un criminal peligroso.

Los oficiales del Williamson continuaron siguiendo a Ambler hasta que se estrelló en la intersección de East St. Jhons y Bethume, al este de la carretera I-35 cerca del centro de Austin alrededor de las 1:45 a.m.

Johnson, quien no tenía apoyo al momento que enfrentó a Ambler, sacó su pistola y se la apuntó mientras le indicaba que se bajara del vehículo.

Ambler se bajó y mostró sus manos. Johnson guardó su pistola para sacar su pistola eléctrica (Taser). Ambler giró un poco en dirección de su vehículo y Johnson le disparó.

En los documentos se indica que Ambler cayó sobre una rodilla y luego sobre su espalda. El informe también indica que Ambler intentaba pararse.

El oficial Zachary Camden llegó a la escena para apoyar a Johnson y usó su pistola eléctrica sobre la espalda del sospechoso. Mientras que seguía el forcejeo otro oficial descargó su pistola eléctrica, pero no se menciona el nombre del oficial.

Un oficial de la Policía de Austin llegó a la escena y esposó a Ambler. La cámara del oficial captó los últimos momentos de su vida.

“Sufro de insuficiencia cardíaca congestiva”, dijo Ambler. “Sufro de insuficiencia cardíaca congestiva. No puedo respirar”.

Los oficiales le siguieron gritando órdenes a Ambler mientras que él les repetía que no podía respirar. “No estoy resistiendo”, gritó Ambler. “Señor, no puedo respirar, por favor, por favor”.

“No puedo”, fueron las últimas palabras de Ambler captadas en el video justo antes de que le disparan con la pistola eléctrica por última vez a las 1:47 a.m.

Las manos de Ambler caen y los oficiales lo esposan. Momentos después se dieron cuenta de que Ambler se encontraba inconsciente y sin pulso.

Se intentó resucitar a Ambler en un centro médico, pero luego de 50 minutos lo declararon muerto a las 2:37 a.m.

El caso se mantiene bajo investigación.