Pequeños propietarios de viviendas piden a votantes digan no a la proposición 21

Aseguran que esta medida no ayuda a los inquilinos a permanecer en sus hogares.

El coronavirus ha intensificado el problema de la vivienda en CA.
El coronavirus ha intensificado el problema de la vivienda en CA.
Foto: Archivo / Impremedia

Espacio pagado

Oponentes de la proposición 21 indican que si se llegara a aprobar la medida, aumentarían los alquileres en un 15% y otorgaría poder ilimitado para agregar tarifas a la vivienda, las cuales serían transferidas a los inquilinos.

Adicionalmente aseguran que la proposición 21 no contiene protecciones para personas mayores, veteranos o discapacitados, y no tiene un plan para construir viviendas asequibles, detener los desalojos o lidiar con la falta de vivienda.

Los simpatizantes a la proposición 21 dicen que la medida ayudará a mantener la vivienda con rentas asequibles para todos, pero los oponentes argumentan que hace todo lo contrario.

Uno de ellos es Carlos Padilla, quien es segunda generación de pequeños propietarios en el área de la Bahía, pero que ahora ve, dice, su patrimonio amenazado.

Él creció conociendo acerca de la renta de propiedades ya que sus padres una vez que emigraron de México a Estados Unidos, compraron su primera casa en los años setentas.

En cuanto tuvieron la oportunidad compraron una casa más grande y en la primera oportunidad la rentaron para comenzar a ahorrar para su futuro, explicó.

Padilla hizo lo propio cuando se graduó de la universidad. Él se compró un terreno con cuatro apartamentos para rentar. Asi comenzaron el negocio familiar de renta de viviendas.

No obstante, Padilla asegura que no solamente ellos como pequeños propietarios serían afectados por la proposición 21, sino también sus inquilinos

“La mayoría de nosotros posee unas cuantas unidades y no tenemos los recursos para mantenernos a flote y navegar por las estrictas leyes de control de alquileres”, dijo Padilla. “Alquilamos de $400 a $600 por debajo del valor de mercado”.

Desde que comenzó la pandemia del COVID-19, Padilla dijo que ha estado trabajando con sus inquilinos que se han visto severamente afectados en cuanto a los pagos de alquiler.

“Pero si se aprueba la proposición 21, los pequeños propietarios como nosotros desapareceremos y nuestras propiedades serán retiradas por completo del mercado de alquiler o serán compradas por las grandes empresas corporativas”, indicó el propietario de viviendas. “Esta iniciativa no ayudará a las familias a quedarse en sus hogares”.

El padre de Padilla, Rosario Padilla, también se preocupa sobre el tema, especialmente porque hasta hace un tiempo contaba con que este negocio fuera la fuente de ingresos con el que contaría para su jubilación.

Los oponentes de la medida aseguran que una propuesta similar ya fue rechazada en el 2018 por casi el 60% de los votantes. Si se aprueba en esta ocasión las juntas de alquiler tendrán poder ilimitado para agregar tarifas a la vivienda. Esto pondría en riesgo hasta a 539 juntas de alquiler a cargo de la vivienda, porque permitiría a los burócratas decidir qué pueden o no hacer las personas con sus propiedades.

Entre los opositores a la proposición 21 están el Consejo de California para Viviendas Asequibles, Veteranos Estadounidenses con Discapacidades, el Consorcio de Vivienda de California, Veteranos de Vietnam de América, el Consejo del Estado de California y la Asociación de Pequeñas Empresas de California. /Promoción electoral. / Promoción electoral.