Primera prueba de fuego a domicilio: el nuevo Barcelona quiere mostrar que no es un espejismo

Leo Messi encabeza una combinación de jugadores con experiencia y jóvenes explosivos

Primera prueba de fuego a domicilio: el nuevo Barcelona quiere mostrar que no es un espejismo
Ronald Koeman confía en su nueva joya, Ansu Fati.
Foto: EFE

El Celta de Vigo será el primer gran desafío para el nuevo Barça de Ronald Koeman en La Liga como visitante, una oportunidad para comprobar el buen estado del equipo azulgrana después del gran estreno ante el Villarreal y la fenomenal exhibición de Ansu Fati.

También será la primera oportunidad para comprobar si la debilidad el Barça fuera de casa mostrada en el pasado ha quedado atrás con la llegada de Koeman y del cambio de sistema.

El partido se realizará en un terreno normalmente hostil para los azulgrana: no ganan en Vigo desde abril de 2015 y el año pasado, por ejemplo, ahí dijeron adiós a La Liga con un empate.

En el primer partido ante el Villarreal se vio como la calidad de los media punta, especialmente de Ansu Fati y de Coutinho, fue determinante… el único pero, fue Antoine Griezmann, quien podría ser sustituido en la titularidad por otro joven talentoso: Trincao.

El doble pivote (Busquets-De Jong) permitió recuperaciones y creación y cuando Pjanic entró por Busquets añadió un plus en la presión alta. No parece que habrá cambios en el campo del equipo gallego.

Y como en todos los partidos que juega el Barcelona, hay un Capítulo Messi: el capitán azulgrana lleva cinco visitas sin marcar en Vigo. Messi celebró su último tanto en el estadio celeste en marzo de 2013, su peor racha a domicilio.