Funcionarios de DHS recibieron órdenes de declarar en favor de Kyle Rittenhouse, según documentos

Por Julia Ainsley - NBC News

Funcionarios de DHS recibieron órdenes de declarar en favor de Kyle Rittenhouse, según documentos
Un herido es atendido en Kenosha, Wisconsin.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

WASHINGTON – Las autoridades federales recibieron órdenes para que hicieran comentarios públicos que simpatizaran con Kyle Rittenhouse, el adolescente acusado de disparar fatalmente a dos manifestantes en Kenosha, Wisconsin, según documentos internos del Departamento de Seguridad Nacional obtenidos por NBC News.

Al preparar a los funcionarios de Seguridad Nacional para las preguntas de los medios sobre Rittenhouse, los papeles sugieres que señalan que él “llevó su rifle al lugar de los disturbios para ayudar a defender a los propietarios de pequeñas empresas”.

Otros documentos distribuidos a los funcionarios de Seguridad Nacional señalan que los medios de comunicación estaban etiquetando incorrectamente al grupo de extrema derecha Patriot Prayer como racistas después de que estallaron enfrentamientos entre sus integrantes y los manifestantes en Portland, Oregon.

[Las revelaciones sobre los impuestos de Trump amenazan con dañar su apoyo entre los trabajadores y reforzar a Biden]

No está claro si alguno temas a tratar se desarrollaron en la Casa Blanca o dentro de la propia oficina de prensa de Seguridad Nacional.

Rittenhouse, de 17 años, apoyó a Trump y a la policía a través de redes sociales antes de viajar desde su casa en Antioch, Illinois, a Kenosha el 25 de agosto con un rifle estilo AR-15, según las autoridades. Rittenhouse fue detenido por cargos de asesinato en primer grado y está apelando su extradición a Wisconsin. Sus abogados argumentan que actuó en defensa propia.

Tres exfuncionarios de Seguridad Nacional, dos de los cuales trabajaban para administraciones republicanas, señalaron que era inusual que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley recibieran instrucciones para hacer declaraciones sobre un caso que involucra a un grupo o individuo en particular antes de que concluyeran las investigaciones.

“Es tan inaudito como incorrecto”, declaró Peter Boogaard, que fue portavoz de Seguridad Nacional durante la administración Obama.

Los puntos de discusión sobre el tema de Rittenhouse también dicen: “Se vio a Kyle siendo perseguido y atacado por manifestantes antes de supuestamente disparar a tres de ellos, matando a dos”.

“Ha aparecido un video posterior que, según los informes, muestra que hubo ‘múltiples hombres armados’ involucrados, lo que daría más credibilidad a las afirmaciones de autodefensa”, añade.

Los documentos instruye a los funcionarios para que respondan de manera coherente y cohesionada sobre Rittenhouse, que respondan que no van a hacer declaraciones sobre una investigación en curso.

“Rittenhouse, al igual que todos los demás en Estados Unidos, es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad y merece un juicio justo basado en todos los hechos, no solo en los que sustentan una determinada narrativa. Por eso juzgamos al imputado en el tribunal de justicia, no en la sala de la opinión pública”, dice los papeles.

Se instruyó a los funcionarios para que respondieran basándose en la necesidad de preservar la ley y el orden: “Esta es también la razón por la que debemos detener la violencia en nuestras ciudades. Las situaciones caóticas y violentas conducen a resultados caóticos, violentos y trágicos. Todos necesitan ley y orden”, dicen los documentos.

Trump ha expresado su simpatía por Rittenhouse, diciendo que parecía que estaba “tratando de escapar de ellos”, refiriéndose a los manifestantes a los que se le acusa de haber disparado fatalmente.

A pesar de directrices, los funcionarios de Seguridad Nacional no han ido tan lejos para apoyar a Rittenhouse. Ken Cuccinelli, el funcionario que desempeña las funciones de subsecretario de Seguridad Nacional, publicó en Twitter después del tiroteo que el caso Rittenhouse muestra “las complejidades involucradas en una investigación y por qué puede llevar algún tiempo llegar a conclusiones”.

Por el contrario, Trump y otros funcionarios de su Administración se han apresurado a culpar a los extremistas de izquierda. El comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, Mark Morgan, ha repetido la afirmación de Trump de que miembros organizados vestidos de negro del grupo Antifa se estaban desplazando a protestas en todo el país para incitar a la violencia.

En el debate del martes por la noche, Trump se negó a condenar la supremacía blanca y, en cambio, pidió a los Proud Boys, un grupo de extrema derecha que se ha manifestado en su apoyo y en contra de los manifestantes antirracismo, que se mantuvieran “a la espera”.

“Alguien tiene que hacer algo con los Antifa y la izquierda, porque este no es un problema de la derecha”, afirmó.