¿Por qué las Ruffles saben a queso… sin tener nada de queso?

Las papas tienen este sabor a queso sin necesidad de añadirles saborizantes

Las Ruffles se crearon en 1955, y su creador no sabe exactamente por qué adquiere el sabor a queso.
Las Ruffles se crearon en 1955, y su creador no sabe exactamente por qué adquiere el sabor a queso.
Foto: 41330 / Pixabay

A lo largo de los años, las papas Ruffles han tenido docenas y docenas de sabores nuevos e ingeniosos, como Ruffles Sour Cream & Onion, Ruffles Flamin’ Hot, Ruffles Original, Ruffles Cheddar & Sour Cream, y Ruffles Lime & Jalapeno, entre otros.

El inventor de las Ruffles originales, Bernhardt Stahmer, patentó la forma en que están cortadas las Ruffles como “productos de papa corrugada en rodajas” en 1955. Stahmer dijo que, al cortar las papas en la forma tradicional en que se cortan las Ruffles, el producto adquiría un sabor diferente, según se informó en Mashed.

Es decir, que Stahmer aseguraba que solo hacía falta cortar en rodajas el producto de la patata con determinadas dimensiones y formas específicas para que, de esta forma, las papas fritas supieran como si tuvieran queso añadido, cuando en realidad no tienen.

Stahmer dijo que este fenómeno también ocurre con las manzanas, que al cortarlas obtienen un sabor diferente, aunque también acepó que no sabía con certeza por qué el sabor de sus papas cambiaba sin ponerle sabores añadidos.

Asi que, como ves, aunque no lo creas, con solo cambiar la forma de cortar las papas, Stahmer logró hacer que sus chips tuvieran el sabor distintivo del queso, además de que fuera muy crujiente.

–También te puede interesar: Las 5 marcas de productos alimentarios menos saludables que podrías comprar