La controversial razón por la que Sting escribió su icónico tema “Every Breath You Take”

El cantante británico, quien hoy cumple 68 años, vivió un polémico triángulo amoroso que sirivió como inspiración para su más grande hit

La controversial razón por la que Sting escribió su icónico tema “Every Breath You Take”
Sting.
Foto: Kevin Winter / Getty Images

Sting es, quizás, uno de los cantantes británicos más versátiles en la historia del rock de aquél país. El líder de la mítica banda de The Police llega hoy a los 68 años habiendo probado todo en su vida como artista.

Incluso, quien realmente responde al nombre de Gordon Matthew Thomas Sumner, ha incursionado en el mundo de la actuación estando en películas a lado de directores reconocidos en Hollywood como David Lynch.

Además de su notable talento, Sting destacaba también por su bien parecido físico. Uno de los sexys symbols más famosos del rock usaba el escenario como la plataforma para que sus fanáticas se enamoraran de él.

Este sentimiento del cantante nacido en Tyneside del Norte lo llevó a vivir un triángulo amoroso que posteriormente desencadenó una de las canciones más famosas de la agrupación que lideraba: “Every Breath You Take”. En primera instancia, para el año de 1974, Thomas Summer conoció en una obra de teatro a Frances Tomelty.

Dos años después decidió unir esta tórrida relación en sagrado matrimonio, además de concebir dos hijos con la actriz. Pero, para principios de la década de los 80, justo cuando la banda se encaminaba a lanzar su último material discográfico, “Synchronicity”, Sting conoció a Trudie Styler, no de la mejor forma.

¿La razón de su inesperada relación? Trudie era la mejor amiga de su esposa.

A pesar de aquel vínculo, el cantante fue fotografiado besándose con Styler cuando aún seguía casado con Tomelty. El escándalo y la serie de polémicas que vinieron después de saberse esta relación lo llevó a exiliarse en el Caribe.

Con un trío amoroso en el que estaba viviendo el inglés, fue el condimento especial para que creara “Every Breath You Take”.

“Una noche me desperté sobresaltado con un verso en mi cabeza, corrí al piano y escribí todo en media hora. La melodía, hay que reconocerlo, es bastante genérica y similar a cientos de otras pero creo que lo interesante son las palabras, los versos. Suena como una canción reconfortante de amor pero es terriblemente siniestra. No me di cuenta de eso de inmediato sino más tarde”, aseguró para el libro de Dylan Jones “The Eighties: One day, one decade”.

El inevitable éxito fue incluido en el último disco de la banda, tras un arreglo que Andy Summers le hizo a la misma, ese icónico riff de guitarra que ha retumbado en los oídos de millones de personas.

“Nos costó mucho esta canción porque lo que había escrito Sting era muy bueno, pero no tenía guitarra. El demo que nos mostró era con un órgano que hacía que se pareciera a una canción de Billy Preston y no a The Police.

“Habremos tardado unas seis semanas en encontrarle la vuelta, probando secuencias, beats y bajos. Era una melodía sencilla y clásica pero no nos poníamos de acuerdo en cómo hacerla. A la hora de la guitarra, Sting me dijo “entra a grabar y vuélvelo algo tuyo” y ahí surgió el riff”, recordó Summers.

Ganadora de dos premios Grammy como Canción del Año y Mejor Interpretación de un Grupo o Dúo, incluida ocho semanas en el ranking Billboard y considerada una de las 25 mejores canciones de la historia, el hecho que inspiró a “Every Breath You Take” fue un mal necesario para la banda y el cantante.

Hoy, 30 años después, Sting llega a los 68 años con un matrimonio más que sólido a lado de Trudie y cuatro hermosos hijos, dándole la definición de un hombre estable y un músico histórico.