Jornaleros mayores de edad, los más afectados por la pandemia

Es muy difícil que encuentren trabajo, su ingreso es poco y fijo si es que tienen documentos, muchos tienen problemas de salud y son el grupo más vulnerable ante la actual crisis sanitaria.

Jornaleros mayores de edad, los más afectados por la pandemia
José Valladares es un jornalero de 58 años. (Cortesía)
Foto: Jorge Nicolás/CARECEN / Cortesía

Pese a ser ciudadano estadounidense, Jesús Monge, de 71 años, está enfrentando una situación caótica durante la pandemia del coronavirus COVID-19.

El salvadoreño, quien ha sido jornalero desde que llegó a Estados Unidos en 1981, dijo que en los últimos meses no ha podido trabajar en parte por la falta de empleo y también porque su cuerpo ya casi no se lo permite.

“Tengo muchos problemas de rodillas y uso bastón para caminar”, dijo Monge a La Opinión el viernes desde el centro de jornaleros CARECEN en Los Ángeles.

Monge dijo que recibe $900 al mes del seguro social pero esta cantidad no le ajusta para todos sus gastos. Paga casi $500 de renta por una recámara y le manda dinero a su esposa en El Salvador quien también tiene gastos personales.

“Ya para comprar comida y otras cosas para mi ya casi no me alcanza”, dijo Monge.

Para empeorar su situación, la casa donde vive ya la van a vender y él debe buscar otro lugar para vivir.

“He estado buscando pero solo cuartos de $1,400. Ya no sé a donde ir”, dijo el jornalero de la tercera edad. “Me da miedo quedarme en la calle”.

Otro jornalero que estaba en el centro CARECEN, José Valladares, de 58 años, dijo que él se las ha visto peor. Desde que comenzó la pandemia no ha podido conseguir trabajos y debido a la falta de documentos legales no puede solicitar desempleo.

Su situación económica lo obligó a tener que vivir en la calle donde ha estado por meses.

“La situación es triste para mi pero con quien se queja uno si a nosotros no nos dan nada”, dijo Valladares, quien ha sido jornalero por los pasados 35 años.

Antes de la pandemia, Valladares dijo que si lograba conseguir empleos a menudo, pero desde que cerraron negocios y la economía comenzó a ser afectada, sus clientes dejaron de contratarlo.

“Me hablan para preguntarme cómo estoy pero nada mas. No me ofrecen trabajo”, explicó Valladares.

Lo único que agradece es que hasta este momento no se ha contagiado del COVID-19 y cuenta con un estado de salud relativamente bueno.

Jesús Monge es un jornalero de 71 años. (Cortesía)

Pobreza entre la comunidad latina mayor de edad

La situación de estos jornaleros revelan las investigaciones de un estudio realizado por la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) que indica que un adulto mayor en California necesita más del doble de los ingresos mínimos para subsistir. Los latinos encabezan esta situación.

El análisis destaca que el ingreso que necesita un adulto mayor de 65 años que renta una vivienda de una habitación en California es de $27.816 al año, más del doble que el Nivel Federal de Pobreza (FPL) de $12.490 anuales.

En el 2016 se estima que la población de adultos mayores en California era de 5.5 millones, pero para el 2060 se estima que llegue a 13.5 millones, indicó a la agencia EFE Ninez Ponce, directora del Centro de Investigación de Políticas de Salud (CHPR).

Steven Wallace, director adjunto del CHPR , entidad que elaboró el reporte, criticó el hecho de que en un país tan grande y diverso como Estados Unidos una cifra única marque el límite en el nivel de la pobreza para todos sus habitantes.

La cifra de $12.490 para una persona mayor sola “se aplica para todos los lugares, y no se tienen en cuenta las diferencias en el costo de vida de distintas áreas del país”, señaló Wallace.

El experto destacó la diferencia de costos. En Los Ángeles, por ejemplo, el alquiler promedio de un apartamento de una recamara es de $1,956 y en San Francisco, $2,720.

Mientras que el 35.9% de los latinos solos mayores de 65 años tienen ingresos por debajo del FPL y viven en la pobreza según el criterio federal, otro 31.5% tiene ingresos por encima del FPR, pero por debajo del indicador para California, con lo que en la práctica también viven en la pobreza y totalizan un 67.4%.

Este número sobrepasa a los asiáticos con un 63.4%, los afroamericanos con un 61.1% y los anglosajones con un 40.6%.

Pese a que ambos jornaleros sufren las inclemencias de la actual economía y su futuro no se ve nada prometedor, ellos dudan en regresar a sus países de origen.

“Allá en El Salvador hay mucha delincuencia y la gente piensa que porque uno va de Estados Unidos que lleva uno mucho dinero”, contó Monge.

Para enfrentar mejor esta situación, algunas de las recomendaciones que ofrece el estudio son promover la capacitación laboral para aumentar los ingresos en la edad productiva, extender la cobertura de pensión, favorecer la oferta de vivienda costeable, y expandir los servicios Medi-Cal y Medicare, entre otras acciones.

Con información de EFE.