Mazda CX-9 Signature AWD: tecnología sin sobrecostos

Es ideal para viajes largos sin derroche de combustible

Mazda CX-9 Signature AWD: tecnología sin sobrecostos
El Mazda CX-9 Signature AWD e sun auto para toda la familia.
Foto: Armando Varela / Cortesía

El CX-9 es un utilitario cómodo y elegante. Sus asientos de cuero Napa tienen calefacción y ventilación y sus puestos traseros espaciosos (las sillas capitán son opcionales en este modelo) poco tienen que envidiarle a otros autos más costosos.

Pese a ser un auto voluminoso diseñado para familias numerosas y que sienta a siete personas adultas, el modelo 2020 no es un carro muy gastador de la hora del combustible: los datos del fabricante indican 26 millas por galón en carretera y 20 en la calle.

Viene con 4 cilindros , 2.5 litros turbo y 6 cambios automáticos en una balanceada ecuación de poder y economía para un consumidor práctico pero acostumbrado a la tecnología y al lujo.

La ganancia en millas se debe al sistema Sky-Active G de Mazda que sigue siendo relevante en estas épocas de motores eléctricos y una de las mejores cartas de presentación de la marca. Mazda es uno de pocos fabricantes a los cuales no se les conoce una propuesta clara en materia de EV pero eso está por cambiar, según fuentes de la marca.

Su pequeña pantalla de información y entretenimiento obedece la clara filosofía de la marca de evitar distracciones: su botón central aprovecha la memoria intuitiva del conductor en un proceso que tarda unos días para hacerse natural y confirma que para los ingenieros de Mazda, menos interacción digital siempre significa más seguridad a la hora de los imprevistos.

El modelo que probamos tiene tracción en las cuatro ruedas y ayudas de manejo que cada vez se convierten en estándard de los autos modernos, como el asistente de carril, el monitor de punto ciego y el control de crucero entre otras.

Pero claro, no es lo mismo que sentarse en un Mazda 3 por su tamaño. Acá el CX-9 se siente más pesado al volante, particularmente en las curvas. Ese es el precio a pagar por sus dimensiones y la comodidad.

Otros accesorios de este modelo son: control de estabilizador para el tráiler, interfase para Android o Apple Car, un equipo Bose que suena de lujo en la carretera y grandes espejos laterales que se colapsan al estacionarlo solo con oprimir un botón en la puerta del conductor.

El CX-9 viene en cuatro opciones: Sport, Touring, Grand Touring y Signature y su precio base inicia en los 36,000 en el modelo base y 41,000 en el modelo Signature que probamos, lo que lo convierte en un auto competitivo para un segmento de alta gama y de gran demanda, en el que no hay prácticamente límites en materia de precio.