Luchar por el agua que nos sustenta es prioritario

Luchar por el agua que nos sustenta es prioritario
Agua potable.
Foto: Archivo / Getty Images

El agua es vida – y va desde el agua para uso doméstico hasta los ríos de nuestra nación y el océano que nos sustenta a todos.

El National Hispanic Leadership Agenda, una asociación no partidista de las principales organizaciones acaba de publicar recomendaciones prácticas sobre políticas del agua en su último reporte de octubre. Entre las recomendaciones está la de que el Congreso apoye una legislación que prohíba suspender el servicio de agua, ordene la reconexión y garantice la protección a tarifas razonables del agua para nuestras comunidades de bajos ingresos durante una emergencia.

Es fundamental que protejamos a los millones de personas que carecen de acceso al agua potable y a los millones más vulnerables cuando ocurran inundaciones en zonas urbanas causadas por la intensificación de los fenómenos meteorológicos extremos, como huracanes, debido a la aceleración de la crisis climática.

El acceso al agua limpia es fundamental para la salud pública, la economía y las actividades recreativas al aire libre. La pandemia de COVID-19 y la crisis climática continúan demostrándonos que el Congreso debe tomar medidas para proteger nuestro derecho humano fundamental al agua. También debe reconocer las disparidades que el racismo ambiental ha perpetuado en las comunidades de color, contribuyendo a un acceso desigual, sistemas no equitativos y el evidente desprecio hacia nuestra gente.

Muchas de las comunidades latinas en mi estado natal de California están luchando para garantizar un suministro suficiente de agua para las familias que viven ahí, incluyendo para un número de poblaciones en el Valle de San Joaquín. Ellos simplemente no tienen acceso al agua limpia y a precios razonables.

Durante esta pandemia mundial, las autoridades de salud pública nos han dado instrucciones para que nos quedemos en casa y nos lavemos las manos en un esfuerzo por prevenir la propagación de COVID-19. Pero incluso el saneamiento básico es un desafío para las personas que experimentan cortes en el servicio de agua. Sólo 20 estados, incluyendo California, Kentucky y Nueva York, han aplicado un moratorio estatal a las suspensiones de suministro de agua. Por supuesto que un moratorio no va a ayudar a aquellos que carezcan de acceso al agua apta para el consumo humano directamente de la llave.

NHLA recomienda que el Congreso aborde estas desigualdades creando y respaldando fuentes de financiamiento para reparaciones y mantenimiento de sistemas anticuados de drenaje de aguas residuales, dando prioridad a comunidades como Puerto Rico, Las Colonias de Tejas, comunidades rurales negras, y la Nación de los Navajo.

Hago un llamado a los líderes del Congreso para que tomen medidas que garanticen que todas las comunidades tengan acceso al agua limpia y segura.

Mariana Del Valle Prieto Cervantes es Defensora de Aguas Limpias y Saludables con GreenLatinos