“El Chapo Guzmán”, de vendedor de naranjas al principal narcotraficante de México, que termina en prisión en EE.UU.

El capo mexicano paga una sentencia de cadena perpetua más 30 años de prisión por delitos del crimen organizado y narcotráfico

“El Chapo Guzmán”, de vendedor de naranjas al principal narcotraficante de México, que termina en prisión en EE.UU.
Joaquín "El Chapo" Guzmán.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – Considerado el principal narcotraficante en México, con más de 2,000 víctimas y una fortuna de $100 millones de dólares, este es Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

Leyenda del narcotráfico

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo” Guzmán es quizá uno de los delincuentes más buscados en la historia, sólo después de Osama Bin Laden, y no es para menos:

Es considerado el principal traficante de drogas en México, admitiendo haber asesinado entre 2,000 y 3,000 personas, y con una fortuna estimada en $1,000 millones de dólares, producto de ser el líder del cártel de Sinaloa, el cual es catalogado, según palabras del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, como:

“Uno de los cárteles de droga más Prolíficos, violentos y poderosos del mundo”.
Departamento de Justicia de Estados Unidos.

1.- Un nacimiento en duda… y un origen humilde

Hijo de Emilio Guzmán Bustillos y María Consuelo Loera Pérez, su nacimiento, el cual se discute si fue el 25 de diciembre de 1954 o el 4 de abril de 1957, ocurrió en Badiraguato, municipio ubicado en la Sierra de Sinaloa y lugar donde hasta la fecha, la falta de oportunidades laborales y las notables carencias han convertido al sembradío del opio como la única actividad económica de la zona.

2.- Comienza su andar en el negocio de la marihuana

Según estadísticas del INEGI, el 74% de la población en Badiraguato vive en condiciones de pobreza extrema, y el caso del “Chapo” no era la excepción.

Por ello, de niño abandonó sus estudios para dedicarse a vender naranjas en el puesto familiar junto a sus 6 hermanos, hasta que a los 15 años la vida le trajo una oportunidad que definiría su destino: comenzó a sembrar marihuana, que para entonces comenzaba a volverse rentable vender en Culiacán, y obtuvo el pseudónimo del “Chapo” por su baja estatura.

Cuando el negocio comenzó a rendir frutos en 1980, Guzmán Loera ya traficaba cocaína y otras drogas a las principales ciudades de México y Estados Unidos, trabajando de la mano con Miguel Ángel Félix Gallardo, quien entonces dirigía el cártel de Guadalajara.

Sin embargo, para 1989 y tras la detención de Gallardo, Guzmán Loera se trasladó a Culiacán y formó el cártel de Sinaloa, consolidándose como el líder del narcotráfico en México.

3.- Llegó la primera detención… y escapes

La vida le cobró factura y el 9 de junio de 1993 fue detenido por primera vez en Guatemala y extraditado a México, aunque nadie sabría que eso sólo sería el comienzo de una trama digna de telenovela.

De ahí, la historia que todos conocen: Un escape del Penal de Puente Grande, Jalisco, en 2001; una segunda detención en 2014 realizada en Mazatlán, Sinaloa, para sólo un año después huir de nueva cuenta pero ahora de la prisión Federal de máxima seguridad del Altiplano, en Toluca, el cual ocurrió a través de un hueco en el área de la ducha de su celda, que conducía a un túnel de casi 1,600 metros de largo.

4.- Mujeres, 14 hijos y escándalos

En todos esos años, la vida de Guzmán Loera estuvo envuelta en otras polémicas que han sido plasmadas en novelas, películas, libros y hasta una exitosa serie de Netflix: tres matrimonios, el más reciente con su actual esposa Emma Coronel, entre los cuales se presume tuvo 14 hijos; el asesinato de uno de ellos, Édgar, en un tiroteo cerca de Culiacán; y su ingreso en 2009 a la lista de multimillonarios de la revista Forbes con el lugar 701 y siendo ya considerado uno de los hombres más influyentes en el mundo.

Dichos escándalos se sumaron al surgido a raíz de su encuentro con el actor Sean Penn y la actriz Kate del Castillo, el cual culminó con una entrevista publicada por la revista Rolling Stone y la cual le dio la vuelta al mundo, pues en palabras del “Chapo”: “suministraba más heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana que cualquier otra persona en el mundo”.

5.- Su condena: 30 años de prisión

Aún así, 6 meses después de su último escape, fue recapturado en Los Mochis, Sinaloa, en un operativo comandado por elementos de la Marina mexicana, siendo esta la última vez que gozó de la libertad, pues para el 20 de enero de 2017 fue extraditado a Estados Unidos.

El 17 de julio de 2019, Guzmán Loera fue condenado en Nueva York a cadena perpetua más 30 años de prisión, tras haber sido declarado culpable de ocho cargos de crimen organizado y narcotráfico.

En aquel momento, el “Chapo” alegó haber sido víctima de un juicio injusto. Sin embargo, su andar y el lugar en el que dejó al crimen organizado en México cuentan otra historia, pues la guerra que le han declarado los presidentes al narcotráfico ha cobrado una cara factura en la sociedad: 118,000 muertos en 11 años.