Siguen las negociaciones para un paquete de ayuda económica tras vencerse el plazo

Aunque todavía no hay acuerdo sobre el cheque de $1,200 dólares y otras ayudas por la pandemia, Mnuchin y Pelosi acordaron continuar con las negociaciones mañana

Siguen las negociaciones para un paquete de ayuda económica tras vencerse el plazo
La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, y el secretario del Departamento del Tesoro, Steve Mnuchin, acordaron continuar con las negociaciones para aprobar un paquete de estímulo económico por la pandemia antes de las elecciones presidenciales.

“La presidenta y el secretario Mnuchin hablaron este martes a las 3:00 p.m. durante aproximadamente 45 minutos. Su conversación proporcionó más claridad y puntos en común a medida que se acercan a un acuerdo”, tuiteó este lunes por la tarde Drew Hammil, subjefa de personal de Pelosi.

El anuncio se produce en la fecha límite que Pelosi había marcado para llegar a un acuerdo sobre las ayudas, que podrían o no incluir un cheque de $1,200 dólares para los estadounidenses, dependiendo del resultado de las negociaciones.

Pelosi aclaró este lunes que la fecha límite que ella misma impuso hace dos días no significaba que se llegaría a un acuerdo concreto hoy, sino que se sentarían los términos necesarios para continuar negociando.
“No es que este día fuese el día en que llegaríamos a un acuerdo”, dijo Pelosi durante una entrevista en Bloomberg. “Era un día en que tendríamos los términos sobre la mesa para poder dar el siguiente paso. Insisto, la legislación toma mucho tiempo”.

Las conversaciones entre Pelosi y Mnuchin continuarán mañana, mientras los presidentes de los comités en el Congreso se encargan de resolver diferencias sobre el nivel de financiamiento y el lenguaje del posible proyecto de ley, agregó Hammil.

La aprobación de un nuevo paquete de ayuda económica ha estado envuelta en dudas desde el inicio de las negociaciones hace cinco meses. Por un lado, porque las pláticas entre los demócratas y la Casa Blanca se han prolongado durante semanas sin llegar a un trato definitivo. Y, por otro lado, porque incluso en el caso de que se concretara ese acuerdo, nada asegura que los republicanos lo aprobarían.

Si bien en público el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, dijo este martes que pasaría a votación ante el pleno de esa cámara legislativa cualquier proyecto de ley de estímulo económico en el que estuvieran de acuerdo Pelosi y Mnuchin, en privado mandó un mensaje muy distinto.

“Bueno, sí. Si un proyecto de ley aprobado por la presidencia pasa por la Cámara Baja, eventualmente lo presentaremos ante el pleno, así es”, dijo McConnell a periodistas en el Capitolio este martes.

Sin embargo, tres fuentes con conocimiento del tema consultadas por la agencia de noticias The Associated Press aseguraron que el líder republicano le dijo a sus compañeros de partido que le había recomendado a la Casa Blanca que no llegara a un acuerdo con Pelosi que consideraba inequitativo, porque podría dividir la bancada de cara a las elecciones del 3 de noviembre.

McConnell habría hecho estas declaraciones durante un almuerzo privado con algunos de sus correligionarios este martes, según las fuentes de la agencia que pidieron el anonimato para hablar con libertad.

El líder republicano en el Senado ha sido reacio a apoyar un paquete amplio de ayudas económicas como el que proponen los demócratas, que costaría al erario unos 2.2 billones de dólares e incluiría, entre otras cosas un cheque de 1,200 dólares para los ciudadanos y ayudas de 600 dólares para los desempleados.

En cambio, McConnell impulsa actualmente la aprobación de un paquete ‘delgado’ de unos 500,000 millones de dólares, menos de una cuarta parte de lo que buscan los demócratas. Este proyecto de ley no incluiría el cheque de ayuda directa para los ciudadanos.

Sin embargo, el presidente se ha mostrado a favor de un paquete de ayuda más cercano al de los demócratas en cuanto a su monto total, a saber de 1.8 billones de dólares, que sí incluiría una nueva ronda de estímulos directos de 1,200 dólares, una idea que el mandatario ha apoyado repetidamente.

Trump, quien busca reelegirse y se encuentra debajo de su oponente demócrata Joe Biden en las encuestas más recientes, llegó a decir este martes que incluso estaría a favor de un paquete mayor que el de los demócratas.

Quiero hacerlo incluso más grande que el de los demócratas. No todos los republicanos están de acuerdo. Pero lo estarán”, aseguró el presidente durante una entrevista en la cadena Fox News esta tarde.

Mientras tanto, McConnell ha seguido adelante esta semana con la votación de otras medidas republicanas que tienen pocas posibilidades de ser aprobadas por los demócratas en la Cámara Baja. El martes, el Senado votará otra ronda de subsidios a la nómina para empresas pequeñas y medianas como restaurantes y hoteles, que se han visto particularmente afectados por la pandemia.

Con información de The Associated Press y NBC News.