Salvadoreños protestan frente al Consulado

Piden acabar con la militarización y el acoso a la población de los municipios fronterizos

Salvadoreños protestan frente al Consulado
Preocupa la militarización y las medidas de control del Gobierno.
Foto: Getty Images

Este jueves, inmigrantes, activistas y miembros de la comunidad salvadoreña se darán cita frente al Consulado General de El Salvador, para protestar en contra de la militarización y otras acciones del Gobierno del presidente Nayib Bukele.

“Nos preocupa lo que está sucediendo en El Salvador”, indicó Walter Huguet, salvadoreño residente de Los Ángeles y miembro de la Red nacional de salvadoreños en el exterior, en entrevista con La Opinión.

“Bukele llegó a la Presidencia con la consigna de traer nuevas ideas. Pero a más de un año de haber llegado al poder, hemos visto todo lo opuesto y eso nos preocupa”.

Huguet destacó la presencia militar en los municipios fronterizos de El Salvador con Honduras, entre ellos Arcatao, Nueva Trinidad, San Fernando, San Ignacio.  Huguet alegó que el Gobierno utiliza las excusas del narcotráfico, tráfico de personas y tráfico de armas, así como la pandemia del COVID-19 para militarizar la zona

Demandamos un alto a las amenazas y la militarización en dichos municipios a través de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional Civil. Dichas acciones son un atropello a los derechos humanos de la población. Los operativos han sido presentados bajo el ropaje de los famosos cercos sanitarios para contrarrestar el COVID 19, pero en la práctica están militarizando las comunidades con fines sospechosos, que no justifica técnicamente el Ministerio de Salud, al contrario presenta características de un acto proselitista como una estrategia electoral, ejercida por un Gobierno dictatorial y autoritario”.

Explicó que las mismas comunidades fronterizas que más sufrieron durante los años de la dictadura son las que están siendo militarizadas en la actualidad.

“El presidente Nayib Bukele sacó el Ejército a las calles. Las comunidades del cordón fronterizo son las que, durante la guerra, más recibieron el terror de la dictadura militar. Y ahora, tener nuevamente presencia militar en esa región cambia la rutina y la vida diaria de sus residentes”, explicó, refiriéndose a medidas impuestas en la zona, como el toque de queda.

Aplican el toque de queda a su conveniencia. Usan la fuerza militar a discreción de cada jefe militar de la zona. Desde aquí, los salvadoreños, que queremos mucho a nuestro país, seguimos el pulso bien de cerca. Así como lo hicimos para terminar con la dictadura, ahora estamos comprometidos a fortalecer y preservar la democracia”.

“Condenamos los actos de opresión contra las comunidades (fronterizas) donde los jóvenes son estigmatizados. Están convirtiendo los centros escolares en puestos militares para el control de la población. La historia reciente nos dice que no debemos militarizar la zona, ya que durante el conflicto armado en dichas comunidades ocurrieron graves violaciones a los derechos humanos, como fue la masacre del Sumpul en 1980. Estas comunidades fueron repobladas previo a la firma de los Acuerdos de Paz, desarrollando un alto nivel de organización, bajos niveles de inseguridad y un reducido número de casos de COVID – 19. No hay justificación para que el presidente Bukele militarice los municipios fronterizos”, indicó.

Huguet: ‘Nos preocupan las acciones del Gobierno’.

Estrategias de la dictadura militar

Huguet  mencionó que el Gobierno de Bukele utiliza las mismas estrategias utilizadas durante la dictadura militar en la que incluyen papeletas de propaganda política en cajas de comida o dulces que reparten entre la comunidad, de cara a las próximas elecciones de febrero de 2021.

El activista también describió la preocupación de los salvadoreños por el aumento de la deuda externa del país y de la corrupción, entre otros asuntos de importancia nacional.

“En El Salvador pasamos 22 años en guerra. Cuando en 1992 firmamos el acuerdo de paz, el país entró en una nueva era. Luchamos para fortalecer las instituciones democráticas y arrancarles la grasa y el lastre de la corrupción. Luchamos en contra de las arbitrariedades, las injusticias, la exclusión social y la marginalización”, recordó el salvadoreño. “Estos señores (del Gobierno) están parados en las semillas que fueron germinadas con la sangre y en las entrañas de miles de hombres y mujeres salvadorenos. Y eso se respeta. Defender el honor y la honradez del pueblo y la democracia es nuestra obligación moral y legal”, aseguró.

La presencia militar impacta negativamente la vida diaria de los residentes.

Pedidos de la comunidad salvadoreña

Estas son las exigencias que la comunidad salvadoreña quiere presentar al presidente Bukele y a las organizaciones internacionales de Derechos Humanos:

• Pedimos el cese de la represión a la población de los municipios fronterizos y el retiro inmediato de las fuerzas militares de dichas comunidades.
• Solicitamos a los Organismos Internacionales de Derechos Humanos de la ONU, OEA y la Unión Europea que verifiquen las condiciones de las comunidades en la zona fronteriza y se pronuncien al respecto lo antes posible.
• A las iglesias, organismos de Derechos Humanos y de solidaridad en Estados Unidos les pedimos que se pronuncien y acompañen a las comunidades fronterizas de El Salvador.
•A la comunidad salvadoreña le pedimos mantenernos informados sobre los acontecimientos y pronunciarnos.

En Detalle

Qué: Protesta frente al Consulado general de El Salvador
Cuándo: jueves 29 de octubre a las 12:00 p.m.
Dónde: Consulado general de El Salvador. 3250 Wilshire Boulevard, Los Angeles, CA 90010

Todos los salvadoreños y salvadoreñas están invitados.