Conductores buscan un ‘Sí’ para la Prop 22

Aseguran que quieren seguir como contratistas independientes y con flexibilidad de horario laboral

José Guzmán escoge cuándo quiere trabajar para Uber y qué días para Lyft.
José Guzmán escoge cuándo quiere trabajar para Uber y qué días para Lyft.
Foto: Cortesía

Contenido patrocinado

Hay cerca de 900,000 conductores de transporte compartido, como Uber y Lyft, y de reparto de alimentos, como Uber Eats y Postmates.

No obstante, muchos de ellos, quieren seguir laborando como trabajadores independientes y para ello requieren que los electores voten “sí” a la Proposición 22.

De lo contrario, esta fuerza laboral en California se reduciría entre un 80% y 90%, según indica un informe del Grupo de Investigación de Berkeley.

El análisis dado a conocer por el doctor William Hamm, exanalista legislativo estatal, y el doctor David Lewin, catedrático de la Escuela de Administración Anderson de UCLA, indica que el modelo de empleo de la Proposición 22 “deja en claro que este cambio inevitable en las operaciones traerá consigo una reducción masiva en la cantidad de conductores dispuestos a proporcionar servicios de transporte basados en aplicaciones”.

De acuerdo con el reporte, más de un millón de conductores californianos iniciaron sesión en las plataformas y obtuvieron ingresos superiores a los $6,000 millones en 2018, pero sin son clasificados como empleados, el modelo de contratistas independientes se reducirá en un 80% a 90% en detrimento del servicio a los consumidores.

“Yo decido mi estilo de vida y nadie tiene por qué decirme que obligatoriamente debo ser un empleado de ocho horas de trabajo”, dijo José Guzmán, un chofer de Uber y Lyft que vive en la ciudad de Tustin, en el condado de Orange. “Mi horario de trabajo lo decido yo”.

José, de 56 años es originario de la Ciudad de México. Indica que gracias a su trabajo como contratista independiente, tiene la libertad de llevar al médico a su madre, de 77 años de edad, en el momento en que lo necesite, sin tener que depender de nadie más.

“También, cuando mi hija Madison me pidió que la llevara a la Universidad de San Francisco, no tuve ningún problema para dejar de trabajar y pasar tres días con ella mientras se instalaba en esa ciudad”, explicó José.

“Esta flexibilidad de horario me permite pasar más tiempo con mi familia, a diferencia de quien está metido como empleado en un trabajo de ocho horas”.

El reporte del Grupo de Investigación de Berkeley menciona que cerca del 80% de todos los conductores trabajan menos de 20 horas por semana, y que la mayoría de ellos, invierten menos de 10 horas de su tiempo en el trabajo.

También, que un 70% de todos los choferes trabajan menos de 20 semanas en un año.

La Proposición 22 proporcionaría nuevos beneficios para los conductores independientes, tales como ingresos mínimos garantizados y nuevos beneficios de atención médica.

“Yo comienzo a trabajar a las 3:00 a.m., y económicamente me va muy bien”, dijo Rodolfo Valdivia, un chofer de origen peruano que vive en Canoga Park.

“Nunca trabajo más de seis horas y lo hago así porque soy padre soltero y tengo que cuidar a mi hija”.

Rodolfo Valdivia dice que con el horario que elige puede cuidar de su hija.

Entre otros beneficios nuevos, los conductores estarían asegurados para los costos médicos si se lesionaran en el trabajo, recibirían nueva ayuda para pagar los gastos y tendrían protecciones contra la discriminación.

Contenido patrocinado