Anne Hathaway: “Hay rasgos de la Gran Bruja en algunos líderes mundiales”

Entrevista con la actriz que interpreta a la Grand High Witch en la nueva adaptación de Robert Zemeckis del libro de Roald Dahl "The Witches"

Anne Hathaway: “Hay rasgos de la Gran Bruja en algunos líderes mundiales”
Anne Hathaway en "Roald Dahl's The Witches".
Foto: Warner Bros.
Guia de Regalos

Con los cines cerrados en muchas ciudades, la mayoría de estrenos continúan retrasándose hasta quién sabe cuándo. Pero en Warner Brothers han decidido aprovechar Halloween para lanzar “The Witches”, una reinterpretación de la novela del británico Roald Dahl que ya se llevara al cine en 1990.

En la nueva versión ya disponible en HBO Max la historia es similar: un niño y su abuela descubren el maléfico plan de una reunión de brujas comandadas por la Grand High Witch que odian a los niños y pretenden convertirlos uno por uno en ratones. Pero todo ocurre en la Alabama de 1967, mientras que en la historia original transcurre entre Noruega y el Reino Unido.

La Grand High Witch, la Gran Bruja que lidera a todas las brujas, está interpretada por Anne Hathaway, quien se puso en manos del director Robert Zemeckis para un papel en el que brilló Anjelica Huston en la primera versión. Zemeckis, responsable de éxitos como “Forrest Gump” o la saga de “Back to the Future”, adaptó el guion ayudado por Guillermo del Toro.

Hablamos con la actriz neoyorquina de 37 años sobre tu trabajo en “Roald Dahl’s The Witches”.

Pregunta: ¿Cómo fue interpretar a la mala de la película?
Anne Hathaway: ¡Me encantó! Es tan asquerosa, jaja. Y era importante para mí no sólo que luciera desagradable, sino que se entendiera por qué es así. Ella es repugnante porque está absolutamente falta de compasión, es megalomaníaca, cruel, codiciosa, autoritaria… He visto estos rasgos en algunos de nuestros líderes mundiales recientemente y se sintió muy bien poder mostrar que no, que la gente así no son líderes, son villanos. Y debemos enfrentarnos a ellos y frenarlos.

P.: Es una película para niños, pero la historia es cruel, incluso violenta para lo que suele ser habitual en los últimos años.
A.H.: Es una combinación de honrar el espíritu de la obra de Roald Dahl con el talento de Robert Zemeckis como cineasta. Es capaz de hacer funcionar tantas cosas al mismo tiempo… Puede hacer algo tan divertido como unos dibujos de Looney Tunes y que al mismo tiempo sean terroríficos. Por algo es un maestro.

P.: Zemeckis tiene una obra tan amplia con grandes títulos. ¿Estabas emocionada de poder trabajar con él?
A.H.: Oh my gosh! ¡Sí, sí, sí! Obviamente cualquier actor quiere trabajar con Robert Zemeckis. ¡Pero además yo amo tanto sus películas! Son las películas con las que he crecido. “Who Framed Rogger Rabbit” me fascinó cuando era niña. La forma en que combina la tecnología y el humor es increíble. “Death Becomes Her” es también una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Es un trío de actuaciones absolutamente perfectas de tres personas fuera de su zona de confort. Es maravillosa. Así que sí, estaba emocionada de tener mi turno con Robert Zemeckis.

P.: Y la película tiene un aura de cine clásico…
A.H.: Quizá es por la gente con la que trabaja. Todos los departamentos estaban dirigidos por gente top en su oficio desde hace mucho tiempo. Joanna Johnston, nuestra diseñadora de vestuario, ¡es una leyenda! Ella es increíble.

P.: Guillermo del Toro adaptó el guion junto a Zemeckis. ¿Qué crees que aporta a la película?
A.H.: Creo que lo eleva todo. Ver su nombre en el texto todos los días nos hacía sentarnos un poco más rectos y concentrarnos un poco más. Queríamos hacernos merecedores de tener su nombre en la película.

Además de Hathaway, el elenco cuenta con Octavia Spencer, Stanley Tucci y la voz de Chris Rock.
Además de Hathaway, el elenco cuenta con Octavia Spencer, Stanley Tucci y la voz de Chris Rock. / Foto: Warner Bros.

P.: ¿Eras fan de los libros de Roald Dahl?
A.H.: No tanto como otra gente. No los he leído todos. Pero sí había leído “James and the Giant Peach” de niña y lo amé. Es muy bonito.

P.: El film tiene mucha animación digital, pero tu personaje también tiene mucho proceso de maquillaje, ¿fue difícil?
A.H.: No diría que fue difícil. Es mi trabajo y estoy agradecida de poder haberlo hecho. Algunos días eran más de cinco horas y estás un poco inquieta, tienes que levantarte, estirar la espalda… pero escuchamos mucho a Oprah, que tiene un podcast que nos marcaba el tono y nos hacía pensar en campos elíseos llenos de amor, jajaja. Eso fue bueno.

P.: ¿Cuál fue el mayor reto?
A.H.: No quería mirar atrás y arrepentirme de haber tomado decisiones conservadoras, seguras. Quería comprometerme y lograr una interpretación que deleitara a la gente y que para mí fuera divertida de hacer. Pero es más fácil decirlo que hacerlo. Muchas veces da miedo tomar la gran decisión sobre una decisión segura. Pero con Robert Zemeckis en la silla del director… Confié totalmente en él y le di todo lo que tenía.

P.:¡ Y tú estabas embarazada de tu segundo hijo durante el rodaje!
A.H.: ¡Jajaja! Sí, lo estaba. Pero mi pequeño Jack resultó ser un embarazo muy fácil. Y los picos hormonales me ayudaron mucho. Cada vez que tenía que gritar en la película dejaba que mis hormonas hicieran el trabajo por mí, jaja.