Ayer All Star de la NBA, hoy murió en la cárcel: la trágica historia de “Fast” Eddie Johnson

El éxito en la mejor liga del mundo no asegura tomar buenas decisiones en la vida

Ayer All Star de la NBA, hoy murió en la cárcel: la trágica historia de “Fast” Eddie Johnson
El estrellato deportivo no garantiza el éxito personal.
Foto: Getty Images

El mundo del éxito deportivo es placentero para quien lo alcanza, pero también es una zona etérea de la que se puede salir en cualquier momento por una mala decisión, este es el caso de Eddie Johnson,  ex jugador de los Atlanta Hawks de la NBA y que murió el día de hoy purgando una condena perpetua en prisión a los 65 años de edad.

Eddie fue elegido en la tercera ronda del draft de 1977 por los Hawks; en Atlanta jugó nueve de sus 10 temporadas como profesional e incluso llegó a ser titular en el All Star en 1980 y 1981 tras promediar más de 19 puntos por partido. El futuro estaba asegurado para Eddie, al menos eso parecía.

Los problemas personales llegaron a la vida de Eddie y en 1986 los Hawks decidieron cambiarlo a los Cavaliers de Cleveland de donde salió un año después con rumbo a Seattle. Los Supersonics cortaron a Eddie por consumo de cocaína y la NBA lo suspendió de por vida: ahí empezó la pesadilla.

Johnson viajó a Florida, en donde completamente dominado por su adicción a la cocaína, cometió varios delitos: robos con violencia, estafas, tráfico de drogas… Pasó dos veces por la cárcel y se dice que fue arrestado en más de 100 ocasiones.

En 2006, Johnson fue condenado a cadena perpetua en Florida después de que un tribunal le encontrara culpable de agreder sexualmente a una niña de 8 años, pena que estaba purgando hasta hoy, el día de su muerte.