California bajo nueva orden “Quédate en Casa” para no saturar hospitales

Será por tres semanas y en ciertas áreas del estado; los expertos en salud llaman a hacer sacrificios

California bajo nueva orden “Quédate en Casa” para no saturar hospitales
Las camas de cuidado intensivo podrían llenarse a mediados de diciembre. (Getty Images)
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Para evitar que los hospitales se atiborren y salvar vidas ante el resurgimiento de la pandemia de COVID-19, el gobernador de California, Gavin Newsom emitió una nueva orden “Quédate en Casa” en aquellos condados con menos del 15% de la disponibilidad de unidades de cuidado intensivo como es el caso del condado de Los Ángeles.

Al mismo tiempo, médicos del condado de Los Ángeles urgieron a los angelinos a quedarse en sus hogares lo más posible para evitar una mayor propagación del virus, y que los hospitales se queden sin camas.

La orden del gobernador prohíbe las reuniones privadas de cualquier tipo, cierra las operaciones de cualquier clase excepto para la infraestructura crítica y el comercio, y requiere el uso del 100% de la mascarilla y la distancia social.

Estará en vigor por lo menos durante tres semanas a partir de este viernes; y después de ese tiempo será levantada si la capacidad hospitalaria de cuidados intensivos excede el 15%.

La orden para el sur de California incluye los condado de Los Ángeles, Riverside, San Bernardino, Orange, San Diego, Imperial, Inyo, San Luis Obispo, Santa Barbara y Ventura.

Newsom dijo que el 2 de noviembre hubo 14 muertes por COVID-19, mientras que el 2 de diciembre, se registraron 113 en un solo día. “En 14 días, tuvimos 971 fallecimientos”, señaló.

“En resumidas cuentas, si no actuamos ahora, nuestro sistema hospitalario se saturará, la tasa de mortalidad aumentará y perderemos más vidas”, advirtió Newsom.

El gobernador Newson dijo que hay que hacer un esfuerzo para poder salvar vidas. (Getty Images)

Durante la videoconferencia: “Cómo el condado de Los Ángeles satisface las necesidades de cuidado de salud y seguridad alimentaria durante la pandemia de COVID-19” organizada por Ethnic Media Services, la supervisora Hilda Solís, dijo que solo en el distrito que representa, han tenido más de 100,000 casos de COVID-19 de los 400,000 del condado. ”Y ese número crece cada día. Eso es inaceptable para mi. Tenemos que encontrar una manera de bajar esa curva al incentivar a la población a restringir sus salidas y mantener la distancia social”.

Precisó que la población más afectada con los contagios de coronavirus, tiene entre los 18 y 49 años de edad.

“Somos una sola familia y una sola comunidad. Vamos a tener que trabajar juntos y alzar nuestras voces al estado y a la nueva administración federal porque necesitamos mucho apoyo monetario para cerrar la brecha y las disparidades”.

La doctora de emergencias del Centro Médico del condado de Los Ángeles y de la Universidad del Sur de California, Erika Flores-Uribe, recordó que en el condado de Los Ángeles, hay 2,439 hospitalizados por coronavirus en estos momentos. Eso sin contar con que se han registrado 7,740 muertes por COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

“Uno de cada 4 de las personas hospitalizadas, necesitan cuidado intensivo, lo que significa que requieren doctores y enfermeras más especializados y entrenados así como equipo incluyendo ventiladores”.

De tenerse en cuenta las consideraciones estos científicos, el uso de mascarillas sería imprescindible en espacios cerrados.
El uso de la mascarilla y la distancia social son un requisito durante la pandemia. (Getty Images)

Como consecuencia, destacó que tenemos que asegurarnos de hacer todo lo posible por reducir la propagación usando mascarilla, quedándonos en la casa lo más posible y manteniendo una distancia de seis pies cuando salimos a la calle.

“Ahora mismo tenemos suficientes camas para quienes vengan enfermos, pero todo va a depender de lo que hagamos para detener la propagación de COVID”.

Y dejó en claro que no solo estamos hablando del espacio sino de la capacidad de disponer de doctores, enfermeras y el personal entrenado en el equipo.

La doctora Flores recordó que los exámenes son gratis, y se aplican sin importar el estatus de migración y no son parte de la regla de la Carga Pública.

“Si tienen un doctor primario, pídanle su examen; o pueden llamar al 211 para tener una cita en uno de los 180 centros de pruebas del condado de Los Ángeles”.

Reveló que la próxima semana, la gente ya va a poder solicitar que les envíen una prueba a su casa y después de hacerla, la podrán enviar de regreso. “Esto nos va a permitir cerrar la brecha y proveer más servicios”.

Urgen a todos a ponerse la vacuna contra la influenza. (Reforma)

La doctora Tasha Dixon del Hospital Martin Luther King, reconoció estar preocupada porque estamos en el peor punto que hemos experimentado durante la pandemia.

“Es el momento de tomar todas las precauciones para protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos. Esto significa hacer pequeños sacrificios como mantener la higiene, lavarse las manos, llevar gel desinfectante todo el tiempo en la bolsa, y si tienen síntomas, hacerse la prueba”.

Urgió a todos los angelinos a ponerse la vacuna de la influenza. “Alguna gente dice que la vacuna hizo que me enfermara, pero se mueren por la influenza no por la vacuna”.

La doctora Dixon reconoció su preocupación porque continúe la tendencia a la alza de las hospitalizaciones de COVID, y que los ingresos al hospital relacionados con la influenza puedan tomar algunas de las camas para los infectados con la pandemia.

“Todos estamos cansados de la pandemia, incluyendo los trabajadores en la primera línea de la batalla. No nos gusta perder los días festivos, y vemos la depresión de los ancianos por no ver a sus nietos; o estamos enfadados de no poder socializar con los amigos como estábamos acostumbrados”, dijo.

Pero agregó que: “solo quiero que sepan que si hacemos nuestra parte, en un año o dos a partir de ahora, vamos a regresar a la nueva normalidad”.