Entrenador de fútbol infantil agredió a un niño del equipo, ahora enfrenta cargos

El propio entrenador se entregó a las autoridades, después de que se hubieran filmado las acciones violentas

La Oficina del Sheriff del Condado y el fiscal estatal presentarán cargos por abuso infantil.
La Oficina del Sheriff del Condado y el fiscal estatal presentarán cargos por abuso infantil.
Foto: Getty Images

Un entrenador de fútbol americano, que fue filmado golpeando a un jugador de nueve años, fue acusado de abuso infantil y enfrenta cargos.

Las fuerzas del orden ya habían iniciado una investigación de abuso infantil contra Gerrell Williams, luego del incidente ocurrido el 7 de diciembre, en el que se le vio golpear al niño dos veces durante el Campeonato Nacional de Fútbol Americano Juvenil en Kissimmee, Florida.

Las imágenes tomadas del incidente muestran al entrenador de los Savannah Gators golpeando al joven jugador en el casco. Después de gritarle, lo golpeó por segunda vez, usando tanta fuerza física que el niño perdió el equilibrio y se cayó.

Según un informe del incidente obtenido por ESPN, la madre del niño se había negado a presentar cargos contra Williams.

Como ninguna víctima quería denuncia y presentar cargos de abuso infantil, el incidente fue documentado y remitido al Departamento de Niños y Familias de Florida. Después de consultar con la Oficina del Fiscal del Estado, la Oficina del Sheriff del Condado de Osceola ha dicho que presentarán el caso como abuso infantil.

“La Oficina del Sheriff del Condado de Osceola, junto con la oficina del fiscal estatal local, han revisado este caso y se ha tomado la decisión de que se presentarán cargos por abuso infantil, independientemente de la decisión de los padres de no presentar cargos”, explicó en un comunicado, el pasado 11 de diciembre, Jacob Ruiz de la Oficina del Sheriff del Condado de Osceola.

“Las acciones de esta persona son despreciables y no hay tolerancia de ninguna clase cuando se trata del abuso de un niño”, añadió.

 

Después del incidente, Williams fue expulsado de la liga y también fue despedido de su puesto como consejero en el centro de detención de la Oficina del Sheriff del condado de Chatham. También se le ha prohibido asistir al Campeonato Nacional de 2020.

Adam Laufer, vicepresidente ejecutivo y consejero general de American Youth Football, ha hecho la siguiente declaración con respecto al incidente:

“Por supuesto, estamos más que decepcionados por las acciones de los entrenadores, que son totalmente inconsistentes con el valor fundamental de los deportes juveniles, que en su esencia es una oportunidad para que los líderes adultos sean modelos a seguir para la juventud de nuestra nación“.

El fútbol americano juvenil está cooperando con las fuerzas del orden, según Laufer, y el propio Williams se ha entregado.