Poderosa tormenta invernal afecta a más de 70 millones en Estados Unidos

La alerta se extiende desde Carolina del Norte hasta New England

La tormenta invernal traerá la primera gran nevada a Nueva York.
La tormenta invernal traerá la primera gran nevada a Nueva York.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

El noreste de Estados Unidos enfrenta este miércoles una tormenta invernal de grandes proporciones, con pronósticos de nieve, lluvias heladas, inundaciones costeras y fuertes vientos, que pueden provocar cortes de electricidad y baja visibilidad en las carreteras, estiman meteorólogos.

A primera hora de la tarde, la tormenta ya estaba provocando condiciones de viaje peligrosas en partes de la costa del Atlántico Medio.

Las primeras nevadas se registraban en la región de Baltimore, Washington D.C. y Nueva York, y los meteorólogos estiman que le seguirán aguanieve y quizás lluvia helada al anochecer.

Se espera que la tormenta afecte a unas 70 millones de personas, con algunas áreas acumulando hasta dos pies (medio metro) de nieve el jueves, indicó nuestra cadena hermana NBC News.

Las temperaturas gélidas llegaron ya en la mañana a Virginia y Carolina del Norte, donde la agencia de emergencias estatal instó a los conductores a tener cuidado en las carreteras.

Las escuelas que dan clases presenciales desde el norte de Virginia hasta Philadelphia ya cerraron o anunciaron planes para cerrar temprano el miércoles.

La alerta ha llevado además a gobiernos estatales a ajustar sus sistemas de transporte público, como en el caso de Nueva Jersey. Además, se avisa a la población que la tormenta podría afectar la toma de pruebas de coronavirus.

Para el norte de California también se pronostica una tormenta de invierno con amplias lluvias y nieve en las montañas desde el miércoles por la tarde, por lo que no se recomienda viajar en la región por lo que se han impuesto cierres en rutas estatales.

Ciudades del noreste cubrían este miércoles sus calles con sal y sacaban sus equipos de limpieza de nieve para lo que se espera sea una de las tormentas más grandes e intensas en años. La recomendación de las autoridades es permanecer en casa.

“Esta va a ser una tormenta seria, y la gente debe tomarlo en serio”, advirtió el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una conferencia de prensa el martes.

La tormenta sería la más grande que ha visto la ciudad en años, dijo De Blasio, por lo que se ha pedido a los neoyorquinos que eviten viajar o tomar el metro a menos que sea necesario. La ciudad ha ordenado además que todas las comidas al aire libre se suspendan antes de las 2 de la tarde.

La gobernadora de Rhode Island, Gina Raimondo, dijo en un mensaje el martes por la noche que las pruebas de COVID-19 se suspenderán el jueves en los sitios al aire libre del estado, mientras que se mantendrán abiertos sólo algunos espacios para la prueba en edificios.

Aun así, autoridades de la salud han indicado que no se espera que la tormenta interrumpa la distribución de vacunas contra el COVID-19, que comenzó el lunes en Estados Unidos para los trabajadores de atención médica de primera línea.

“Esto está a cargo de FedEx, del envío exprés de UPS. Saben cómo lidiar con la nieve y el mal tiempo. Pero estamos atentos a lo que ocurra”, dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Alex Azar, a Fox News Channel.

En Nueva Jersey, rige una prohibición de tráfico comercial en algunas vías de la que están excluidos los camiones que transportan la vacuna. En Nueva York, Cuomo dijo que el envío de vacunas de primera ronda de su estado ya se había distribuido a unos 90 hospitales, y que la próxima entrega no debe realizarse hasta la próxima semana.

En Pennsylvania, el gobernador, Tom Wolf, firmó una proclamación de emergencia por desastre antes de la tormenta con el centro del estado con un pronóstico de hasta 24 pulgadas (60 centímetros) de nieve.

Wolf pidió a los residentes que se queden en casa, manteniendo así las carreteras y vías despejadas, para evitar riesgos y mientras el estado distribuye la vacuna contra COVID-19.

En Nueva Jersey los trenes operan en un horario especial por clima severo este miércoles.

La empresa de transporte NJ Transit ha advertido además que los pasajeros deben esperar retrasos, desvíos y posibles cancelaciones si las condiciones de la tormenta se intensifican. Se recomienda visitar sitio web de la agencia para ver actualizaciones.

En New England, se espera que las nevadas se extiendan hasta la mañana del jueves. En tanto que la mayor parte de las precipitaciones de la costa este terminarían al atardecer del jueves.

Los meteorólogos estiman que la región que se extiende desde Maine hasta Virginia acumulará entre tres y seis pulgadas (siete y diecisiete centímetros) de nieve.

En New England, se espera que las nevadas se extiendan hasta la mañana del jueves. En tanto que  la mayor parte de las precipitaciones de la costa este terminarían al atardecer del jueves.

Los meteorólogos estiman que la región que se extiende desde Maine hasta Virginia acumulará entre tres y seis pulgadas (siete y diecisiete centímetros) de nieve.

Con información de NBC News, Associated Press y The New York Times