Ciudadanos casados con inmigrantes indocumentados sí podrán recibir el segundo cheque de estímulo

El nuevo proyecto de ley recoge que también podrán cobrar la primera ayuda económica de manera retroactiva

Ciudadanos casados con inmigrantes indocumentados sí podrán recibir el segundo cheque de estímulo
Las personas en esta situación aún no han recibido los $1,200 dólares de Ley Cares.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Los ciudadanos casados con inmigrantes indocumentados sí tendrán derecho a recibir el segundo cheque de estímulo de $600 dólares y podrán cobrar el primero de manera retroactiva, según recoge un resumen del proyecto de ley que acordaron los líderes del Congreso.

Esta es una noticia importante para las familias con diferente estatus migratorio (las llamadas familias mixtas), que no recibieron el primer pago directo según la Ley CARES porque este excluía a los inmigrantes que presentaban impuestos a través de un número ITIN y a sus esposos o esposas ciudadanas.

La exclusión de ciudadanos casados con indocumentados o de hijos de indocumentados de la ayuda económica se llevó a los tribunales bajo el argumento de inconstitucionalidad. Los hijos de indocumentados también siguen excluidos en este nuevo proyecto de ley, de acuerdo a un comunicado de American Business Immigration Coalition (ABIC).

El resumen de este acuerdo de estímulo recoge que “impulsa con éxito una disposición, que es retroactiva a la Ley CARES, para expandir estos pagos directos a hogares de estatus mixto, lo que es importante para brindar a las familias inmigrantes de todo el país acceso a esta ayuda financiera”.

La citada organización agradece la inclusión de esta medida al senador republicano Marco Rubio (de Florida), que presentó un proyecto de ley que contemplaba enviar este nuevo pago único a $3.5 millones de ciudadanos estadounidenses y sus hijos. Tanto adultos como niños recibirán un total de $600 dólares.

La directora ejecutiva de ABIC, Rebecca Shi, también menciona al senador republicano John Cornyn; a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de California) y al líder de la minoría republicana en el Senado, Chuck Schumer, por eliminar lo que ella llama “pena matrimonial”.