Encuentra en su casa unos diarios escritos hace 37 años y busca a la autora

Los diario correspondían a una niña de 10 años que ahora es profesora de música

El Diario de Ana Frank.
El Diario de Ana Frank.
Foto: Schutterstock

Un hombre de Toronto recurrió a las redes sociales para localizar a una mujer cuyos diarios de la infancia aparecieron en la casa de sus padres, 37 años después de que los escribiera y ocultara.

Nick Gunz contó que sus padres encontraron los dos cuadernos, que tenían fechas de 1983, en el espacio de acceso de su casa.

Gunz publicó fotos de los cuadernos en Twitter, con la esperanza de localizar a Alison Jenkins, cuyos pensamientos llenaron las páginas de los libros cuando tenía unos 9 o 10 años.

Gunz trató de respetar la privacidad de Jenkins al buscar entre las páginas de los cuadernos información que lo ayudara en su búsqueda.

“Honestamente, la intención del autor no podría ser más clara. Se trataba de una niña de 9 a 10 años que quiere que la gente se mantenga al margen de sus escritos”, dijo a CTV News. “No queríamos que esta niño de 10 años, al otro lado de paso de las décadas, se sintiera vulnerada en su intimidad”.

Gunz vio cómo su tweet se volvió viral rápidamente y pronto llegó a personas que conocían a Jenkins, una profesora de música de Vancouver con una presencia activa en YouTube.

Jenkins dijo que inicialmente se mostró escéptica sobre los mensajes que recibió de extraños en Facebook.

“Pensé que era una estafa y luego miré uno de los enlaces que enviaron y era una foto de la casa en la que vivía en Toronto y mi corazón comenzó a latir rápido”, dijo Jenkins. “Todavía pensé que podría ser una estafa extraña, así que busqué en Google la historia y tan pronto como vi la escritura en el diario, pensé, ‘oh sí. Sí, esa soy yo, seguro'”.

Gunz y Jenkins ahora están coordinando la devolución de los libros a su dueña. Jenkins elogió a Gunz por respetar la privacidad de sus pensamientos infantiles.

“Estoy realmente conmovida. Estaba tan impresionada. Nick fue tan respetuoso que no los leyó”, dijo. “No creo que yo hubiera sido tan amable”.