Los más olvidados de los olvidados por Exide: el proyecto de vivienda sigue esperando muestreo de plomo

Las viviendas de Estrada Courts están dentro de la zona de contaminación, sin embargo, el estado todavía no ha hecho el muestreo de la posible presencia de plomo en sus casas

Los más olvidados de los olvidados por Exide: el proyecto de vivienda sigue esperando muestreo de plomo
Foto de Chuck Holton, cortesía de Capital & Main
Foto: Cortesía

Los cuatro hijos de Gloria Carrillo están enfermos, aunque ella aún no sabe la razón exacta.

Ángel, su hijo de 16 años sufre de epilepsia, TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad), problemas de retención y dificultad de aprendizaje. Ethan de 14 años es diabético y sufre de autismo. Su hija menor de 13 años tiene dificultad para hablar y a veces habla en secreto. Todos los hijos de Carillo sufren de asma. A causa de sus fuertes ataques, Brianna, su hija de 18 años tuvo que dejar la escuela.

Hasta ahora Carrillo se preguntaba si los problemas de salud de sus hijos se debían a alguna razón hereditaria. Pero recientemente empezó a sospechar que posiblemente el problema se debe a la relación entre las grandes explanadas de césped y tierra que conectan las 414 casas de Estrada Courts, una comunidad de bajos ingresos operada por la ciudad de Los Ángeles en Boyle Heights, en el lado este de la ciudad.

Estrada Courts, donde Carillo ha vivido desde 2007, se encuentra a menos de 1.7 millas de la zona de contaminación que rodea la antigua planta de reciclaje de baterías de Exide Technologies, clausurada en 2015 después de décadas de arrojar a los vecindarios circundantes contaminantes tóxicos como plomo y arsénico.

Las sospechas de Carrillo todavía no tienen respuesta. Sin embargo, muchos de los residentes de los departamentos de Estradas Courts – son 1,122. De ellos, 326  menores de 18 años – comparten sus mismas dudas y temores. Estos miedos se basan en que la mayor parte del suelo permanece sin analizar por contaminación de plomo. A pesar de que ya pasaron más de siete años desde que se tomaron muestras de los terrenos residenciales alrededor de Exide, y aproximadamente cuatro años desde que se analizaron dos centros de cuidado infantil que operan dentro del predio de Estrada Courts.

Mientras que los expertos advierten que los niveles elevados de plomo en el suelo en los Tribunales de Estrada son una virtual certeza, los defensores del medio ambiente denuncian la ausencia de pruebas hasta ahora y la califican como otro ejemplo de cómo el gobierno contempla las necesidades de los más pobres con inercia crónica.

En el interín se examinaron 8,555 propiedades privadas a una distancia de menos de 1.7 millas de Exide. Además, se han rehabilitado más de 2,000 viviendas.

“Estoy enojada,” dijo Carillo. “¿Sus hijos valen más que nuestros hijos?”

*   *   *

“Es una tragedia,” dijo Amy Kyle, docente jubilada en el programa de ciencias de la Salud Ambiental en la Universidad de California, Berkeley. Los efectos de la exposición al plomo en el funcionamiento y el desarrollo del cerebro de bebés no nacidos y niños pequeños están bien documentados. Incluyen entre otros la pérdida de puntos en su coeficiente de inteligencia, mayor probabilidad de problemas de comportamiento y en la comprensión del lenguaje. Entre una variedad de otros posibles efectos sobre la salud se encuentra un incremento en el riesgo de asma. De por sí, la contaminación del aire es un problema importante en Boyle Heights, una de las comunidades más afectadas por el medioambiente en todo el estado de California.

El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas (DTSC) – la agencia responsable de supervisar la limpieza de las residencias cerca de Exide – llegó recientemente a un acuerdo con la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Los Ángeles (HACLA), que opera Estrada Courts. Según un vocero del DTSC, se calcula que el trabajo de muestreo comience en enero próximo. 

“Una vez completado el muestreo y analizados los resultados, podremos determinar si la limpieza es necesaria”, agregó el portavoz. No está claro si el presupuesto actual alcanzará para remediar los puntos críticos contaminados en  Estrada Courts.

Respecto al lento movimiento de la supervisión, el portavoz del DTSC dijo que la agencia ya ha llevado a cabo “una cantidad considerable de llamadas telefónicas, correos electrónicos y reuniones en persona” durante años, para así obtener de la autoridad de vivienda el permiso para tomar muestras en Estrada Courts. “Lamentablemente, a pesar de estos esfuerzos, nuestras solicitudes de acceso fueron finalmente rechazadas”, escribió el portavoz en un correo electrónico. 

Después de consultar con HACLA, en abril de 2019 el Departamento de Control de Sustancias Tóxicas llegó a un acuerdo condicional para el acceso a Estrada Courts, agregó el portavoz, agregando:  “en junio de 2020, HACLA contrató a un abogado externo para trabajar con DTSC en la finalización del acuerdo de acceso”.

Shark mural by Daniel Martinez. In the 1970s and 80s, artists painted more than 90 murals on the Estrada Courts buildings. Photo by Lisa Newton. Cortesia Capital & Main

La Oficina de Vivienda difundió un documento de dos páginas en el que describía la cronología del “vals” burocrático durante más de cuatro años, incluyendo dos periodos prolongados – uno de 14 meses y otro de seis – en los que la agencia estaba esperando que el DTSC diera los pasos necesarios para llegar al acuerdo de acceso. Cuando se le preguntó si le satisfacía el tiempo que llevó muestrear los suelos –  tomando en cuenta los posibles riesgos para la salud de los residentes por la exposición al plomo en aquellos días, la portavoz de HACLA Courtney Gladney escribió: “les hemos facilitado el cronograma completo de nuestro trabajo con DTSC desde el 2016, incluyendo el más reciente, que comenzó en 2019, y así HACLA va a continuar su colaboración con DTSC”.

Según Joe Lyou, presidente y director ejecutivo de LA Coalición por el Aire Limpio, una organización estatal centrada en problemas de calidad del aire, la espera de años para realizar pruebas en Estrada Courts constituye una falta crítica de “acción y liderazgo”, que además tiene lugar en una comunidad sin el “poder político o las conexiones para que esto suceda más rápido”.

* * *

Fue en octubre de 2013, cuando el alcance de la contaminación de Exide comenzó a revelarse en su totalidad, que el DTSC ordenó por primera vez un mapeo de la contaminación por plomo en las propiedades residenciales que rodeaban la antigua planta de reciclaje de baterías de plomo, que en ese momento estaba todavía en funcionamiento. En junio y diciembre de 2016, el DTSC realizó un muestreo de suelo en dos instalaciones de cuidado infantil dentro de Estrada Courts. Uno de ellos, Estrada Child Development Head Start, contenía niveles de plomo de hasta 190 partes por millón (ppm).

En 2017, el DTSC estableció una meta de limpieza para hogares con niveles de plomo en el suelo “que excedan la concentración de 80 ppm (partículas por millón) de plomo en el suelo”. Ese nivel es un reconocido umbral estatal de detección de salud. Actualmente, la agencia está priorizando la limpieza de hogares con niveles de plomo superiores a 300 ppm. La Organización Mundial de la Salud ha declarado rotundamente que no existen niveles seguros de exposición al plomo.

En los siete años transcurridos desde que comenzó el proceso de limpieza, dos guarderías constituyen el único muestreo oficial realizado en Estrada Courts. 

Debido a que Head Start era una instalación de educación infantil, el DTSC dio prioridad a la limpieza. Sin embargo, antes de que eso pudiera suceder, el edificio fue demolido “sin el conocimiento de DTSC”, escribió el portavoz de la agencia, y agregó que “después de que descubrimos que se había construido una nueva instalación en 2018, DTSC determinó que se debía hacer un nuevo muestreo del edificio”. Ese muestreo adicional es necesario, dicen los expertos, porque los suelos y el polvo contaminados podrían haberse dispersado en el entorno circundante. Sin embargo, aún no se ha llevado a cabo, confirmó el portavoz del DTSC.

Hasta ahora, las dos guarderías constituyen el único muestreo oficial realizado en los Juzgados de Estrada. Sin embargo, en 2016, Jill Johnston, profesora asistente de medicina preventiva en la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California y miembro del Grupo Asesor Exide aprobado por el estado, realizó pruebas de suelo en dos de las casas. Johnston usó un analizador XRF, un dispositivo de mano capaz de medir elementos como el plomo en una muestra determinada.

Johnston descubrió que el nivel promedio de plomo en el suelo afuera de una de las casas era de 476 ppm. La otra tenía niveles promedio de plomo en el suelo de 135 ppm. Johnston también analizó la tierra, en busca de arsénico, cadmio y antimonio, otros elementos tóxicos que pueden ser dañinos para la salud humana. Detectó niveles de estos elementos alrededor de ambos hogares por encima de lo que las autoridades de salud estatales, federales y globales consideran seguro.

Dado que varias propiedades privadas contiguas a Estrada Courts contenían o contienen niveles elevados de plomo en el suelo (el más alto que fue detectado fue de 1,115 ppm), es una “virtual certeza” que los suelos en Estrada Courts contienen niveles de plomo superiores a 80 ppm, y es “muy posible” que los niveles de plomo superen 300 ppm, dijo Jim Wells, un geólogo ambiental que también forma parte del Grupo Asesor de Exide. Como resultado, Estrada Courts debería haber sido reconocido como una “preocupación prioritaria” para las pruebas, dijo Wells.

Otra agencia, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, informó que desde 2015 ha conducido actividades educativas sobre la salud en Estrada Courts y sus alrededores, como campañas de divulgación comunitaria de base, boletines bilingües, un programa para involucrar directamente a los residentes y múltiples exámenes gratuitos de plomo en la sangre. pruebas de eventos. Pero algunos residentes, como Carrillo, argumentan que las autoridades gubernamentales, incluido el Departamento de Salud del Condado, no han hecho lo suficiente para informar a los residentes sobre los posibles riesgos para la salud.

Estrada Courts resident Idalmis Vaquero. Photo by Dan Ross. Cortesia Capital & Main

“Siento que somos los más olvidados de los olvidados”, dijo Idalmis Vaquero, quien ha vivido en Estrada Courts durante 13 años. Es estudiante de derecho de la Universidad de California, Los Ángeles y miembro de la organización de defensa Comunidades para un mejor medio ambiente. Por las noches, cuando baja la temperatura, dijo Vaquero, Estrada Courts cobra vida con niños que juegan descalzos sobre el césped y la tierra. En cuanto a la demora en las pruebas, “no habría tardado tanto si fuéramos una comunidad acomodada”, agregó.

La gran pregunta hoy es: ¿Son suficientes los fondos de limpieza actuales para remediar las áreas potencialmente contaminadas en los Tribunales de Estrada? En una reunión de la Junta Asesora Comunitaria de Exide en septiembre, Su Patel, vicedirectora adjunta del Programa de Reutilización de Terrenos Industriales y Mitigación de Sitios del DTSC, dijo que si las propiedades que aún no se han muestreado contienen niveles de plomo en el suelo superiores a 300 ppm, se agregarán a la lista de limpieza de prioridad . Y si los fondos actuales se agotaran, “los agregaremos al siguiente grupo de propiedades para las que pediremos fondos para la limpieza”.

La cuestión de la financiación adicional para la limpieza se está desarrollando en un contexto fiscal turbio. El estado, que actualmente lidia con un déficit de $54,300 millones, aún se está recuperando de un fallo de un tribunal federal de quiebras la semana pasada que permitió que Exide abandonara sus obligaciones financieras de remediar su antigua planta y las comunidades circundantes. El estado está apelando ese fallo. Los contribuyentes de California ya han pagado unos $270 millones para el proyecto de limpieza.

De manera similar, cuestiones de mala gestión se ciernen sobre el manejo financiero del proyecto por parte del DTSC. A principios de este año, por ejemplo, el DTSC despidió a uno de los contratistas de la limpieza residencial por sobrecostos masivos. Según una estimación utilizando números proporcionados por el DTSC, el contratista, Parsons, gastó aproximadamente las tres cuartas partes de su presupuesto de $82 millones para limpiar menos de la mitad de las 1,610 residencias de las que era responsable. Los gastos promedio por hogar del contratista actual, NEC Construction, también aumentaron de $65,000 el año pasado a $67,000 este año, como resultado de los desafíos técnicos planteados por la pandemia, argumenta el DTSC. El auditor estatal está en estos momentos investigando el proyecto.

Sin embargo, las preocupaciones de Yenderina Barboza son más inmediatas: la salud y la seguridad de sus dos hijos, de seis y doce años, a quienes rara vez deja afuera para jugar debido al riesgo potencial de contaminación. Barboza, de 40 años, ha vivido en Estrada Courts durante aproximadamente una docena de años. Se mudaría si pudiera, pero “realmente no tengo otras opciones”, dijo. ¿Está preocupada por su propia salud? “Por supuesto”, respondió Barboza. “Sin embargo, más que nada, [el de] mis hijos”.

Publicado originalmente en Capital & Main, aquí. Copyright 2020 Capital & Main