Las 10 órdenes ejecutivas de Biden contra el coronavirus priorizan a comunidades latinas y negras

El presidente reconoce cuáles son los grupos sociales que más requieren ayuda

Las 10 órdenes ejecutivas de Biden contra el coronavirus priorizan a comunidades latinas y negras
El presidente Joe Biden firmará este jueves 10 nuevas órdenes ejecutivas.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

El presidente Joe Biden reforzará este jueves la lucha contra la pandemia, al implementar la Estrategia Nacional para la Respuesta al COVID-19, que estará acompaña de una guía para la reapertura del país.

El plan prioriza a las comunidades de color, incluidos latinos y afroamericanos, además de ser adicional al proyecto de 100 días para utilizar máscara en espacios públicos, lo cual será obligatorio en instalaciones federales.

También contempla un plan de vacunas, enfocar atención a los grupos más afectados, como latinos y afroamericanos y la estrategia para comenzar la reapertura de escuelas, así como la protección de trabajadores esenciales.

En una conferencia telefónica, personal de Salud de la Administración Biden indicó que esperarán que el Congreso destine más fondos para ampliar la cobertura de vacunación, al tiempo que reconocieron que desconocen la ruta crítica sobre la implementación, la cual debió dejar el gobierno de Donald Trump.

Uno de los mayores problemas es que también se desconoce la proyección en la producción de vacunas de empresas como Pfizer y Moderna.

El presidente Biden busca enfocarse en los grupos raciales y étnicos más afectados, como los latinos y los afroamericanos, ya que tanto los planes de prevención, atención, vacunación y apoyo en colegios y trabajos tendrán especial atención en esos grupos.

La prioridad es distribuir equipo y material suficientes a las clínicas y hospitales.

“Para garantizar que estos suministros críticos lleguen de manera equitativa a las comunidades estadounidenses, especialmente a las comunidades de color y otras comunidades desatendidas”, indica el plan.

También se acelerará la producción de los equipos médico, como las mascarillas N95, batas de aislamiento, hisopos de recolección de muestras de PCR, reactivos de prueba, máquinas de análisis de laboratorio para pruebas de PCR, kits de pruebas rápidas, entre otras.

La Administración Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) será responsable de asegurar la distribución de recursos.

Las personas con discapacidad también serán prioridad, así como aquellos pacientes que viven consecuencias del COVID-19 y medicamentos para los estadounidenses sin cobertura médica.

Apertura de escuelas

A los Departamentos de Educación y Salud y Servicios Humanos (HHS) se les ordenará crear nuevas guías.

“(Que brinden) orientación sobre la reapertura y operación seguras para escuelas, proveedores de cuidado infantil e instituciones de educación superior”, indica la orden.

Habrá una mayor coordinación con gobiernos estatales y locales, sindicatos y organizaciones escolares con especial atención en estudiantes de bajos recursos.

“(Su impacto consideraráa ) los estudiantes de familias con bajos ingresos, estudiantes de color, estudiantes de inglés, estudiantes con discapacidades”, dice.

El proyecto también pretente que la Comisión Federal de Comunicaciones ofrezca opciones para aumentar las conectividad para los estudiantes que carecen de banda ancha en sus viviendad.

Trabajadores esenciales

La Administración Biden reconoce la necesidad de atender a los trabajadores esenciales, muchos de los cuales son latinos.

“Millones de estadounidenses, muchos de los cuales son personas de color, inmigrantes y trabajadores con salarios bajos, continúan arriesgando sus vidas para que el país siga funcionando durante la pandemia”, reconoce.

Para ello pide una nueva guía de protección para evitar su exposición al COVID-19.

Las 10 acciones

  • Fabricación entrega de suministros para vacunación, pruebas y equipo de protección personal (PPE)
  • Fondos a los estados para desplegar personal de emergencia y suministros
  • Establecer la Junta de Pruebas Pandémicas, Ampliar las Pruebas y Fortalecer la Fuerza Laboral de Salud Pública
  • Fortalecer el acceso a los tratamientos y la atención clínica del COVID-19
  • Mejorar el acopio de datos
  • Plan de distribución de vacunas
  • Acción directa para apoyar a los estudiantes y reabrir escuelas de manera segura
  • Ayudar a proteger a trabajadores
  • Promover viajes seguros
  • Mejorar la equidad en salud en la respuesta nacional al COVID-19
  • Avanzar en el liderazgo global de los EE. UU., apoyar la respuesta humanitaria y sanitaria contra COVID-19 y protegerse contra futuras amenazas biológicas