Tercer cheque de estímulo de $1,400 será sometido a votación en Congreso la próxima semana

Los demócratas están dispuestos a avanzar sin republicanos para enviar más apoyo a familias

Tercer cheque de estímulo de $1,400 será sometido a votación en Congreso la próxima semana
Los senadores Bernie Sanders y Charles Schumer.
Foto: Win McNamee / Getty Images

La próxima semana, los demócratas sometarán a votación en el Congreso el nuevo paquete de estímulo de $1.9 billones de dólares contra COVID-19.

El líder de la mayoría, Charles Schumer (Nueva York), confirmó que llevará al pleno el paquete que incluiría los $1,400 dólares por persona.

Adelantó que buscan apoyo de los republicanos, pero avanzarán incluso sin ellos.

“Para mantener abiertas nuestras opciones, en nuestra convocatoria del caucus de hoy, informé a los senadores que estuvieran preparados que una votación sobre una resolución presupuestaria podría realizarse la próxima semana”, dijo Schumer.

En la Cámara de Representantes hay una situación similar, adelantó el representante John Yarmuth (Kentucky), presidente de Presupuesto de la Cámara.

“Estamos preparados para ir al pleno tan pronto como la próxima semana… Estaremos listos para partir”, dijo.

En el Senado es donde la votación podría enfrentar mayor problema, pero Shcumer y el senador Bernie Sanders (Vermont), tienen un plan alterno.

El fin de semana, Sanders, quien es presidente del Comité de Presupuesto, adelantó que se podría utilizar la estrategia legislativa Reconciliación del Presupuesto, la cual permite aprobar fondos con mayoría simple. Eso no requerirá los votos de 10 republicanos.

El presidente Joe biden quiere que la aprobación de la ley sea bipartidista, por lo que ha buscado integrar a los republicanos y está abierto a su propuesta de “dirigir” los fondos a los más necesitados, lo que podría obligar a la modificación de las reglas.

En ese sentido, aquellos que ganan $75,000 dólares anuales podrían quedar fuera para recibir el cheque completo.

Schumer mantiene la postura de diálogo con republicanos, pero tampoco cederá al bloqueo de la ley.

“El tiempo es esencial para abordar esta crisis”, dijo Schumer. “Mantenemos abiertas todas las opciones”.