La Comisión Federal de Comercio señala que Amazon robó $62 millones en propinas para conductores entre 2016 y 2019

La compañía engañó a sus clientes al decir que las propinas iban destinados a las personas que entregaban los paquetes

La Comisión Federal de Comercio señala que Amazon robó $62 millones en propinas para conductores entre 2016 y 2019
No es la primera vez que Amazon es denunciado por malas prácticas.
Foto: Shutterstock

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) determinó que Amazon debe devolver $62 millones de dólares correspondientes a propinas de los conductores que debieron haber recibido del consorcio a lo largo de tres años.

Las autoridades federales presentaron una queja contra el gigante del comercio electrónico argumentando que el programa Flex de Amazon robó dicha cantidad de dinero correspondiente sus conductores entre 2016 y 2019.

Daniel Kaufman, director de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC, en un comunicado externó que el 100% de las propinas de los clientes para los conductores fue usado por Amazon para otros fines.

Amazon Flex, lanzado en 2015, permitió a la gente inscribirse como repartidores de mercancía utilizando su automóvil personal para hacer entregas de Amazon. Amazon anunció que los conductores podrían ganar entre $18 y $25 por hora en el programa y obtener propinas para ciertas entregas, de acuerdo con la FTC.

La compañía se comprometió con los conductores a que pagaría el 100% de las propinas obtenidas; también informó falsamente a los clientes que “el 100% de sus propinas se pasan a su mensajero”, según la denuncia de la FTC.

Según la agencia federal, a fines de 2016, la compañía cambió en secreto a un sistema de pago variable, donde la cantidad que ganaban los conductores fluctuaría según un algoritmo interno.

Bajo este sistema, expone la denuncia, Amazon podría anunciar un pago de $18 o $24 por una entrega en particular, pero si un cliente le diera una propina de $6, Amazon sólo pagaría al conductor $12, por un pago total de $18.

Esto provocó que los repartidores se quejaran de forma masiva, al grado que el problema llegó a la Comisión Federal de Comercio. Cuando la agencia federal informó a Amazon que estaba en un proceso de investigación por las quejas de pago, la compañía anunció a los conductores en agosto de 2019 que estaba implementando una “Experiencia de ganancias actualizada”.

La FTC informó que será la encargada de repartir el dinero que no recibieron los conductores, además la agencia expuso que Amazon se comprometió a no volver a cambiar los esquemas de propinas para quien realice esta actividad.

También te puede interesar: Una ONG hackea Amazon para visibilizar las duras condiciones de vida de los migrantes en Europa