Católicos celebran el Miércoles de Ceniza con grandes cambios debido al coronavirus

En lugares donde se esperaba la tradicional cruz de ceniza, esta fue impuesta en la frente de creyentes en sus autos o en espacios al aire libre guardando el distanciamiento

Católicos celebran el Miércoles de Ceniza con grandes cambios debido al coronavirus
La pandemia obligó a cambiar algunas tradiciones del Miércoles de Ceniza.
Foto: Esteban Biba / EFE

Muchos cristianos celebran el Miércoles de Ceniza, el inicio del período de 40 días de Cuaresma que conduce a la Pascua, el miércoles 17 de febrero de 2021.

En 2020, el día que marca el inicio de la cuaresma cayó un día después de que los funcionarios federales dijeron a los estadounidenses que deberían prepararse para la propagación del coronavirus. El Miércoles de Ceniza fue entonces el primer día en que muchos líderes religiosos comenzaron a modificar sus rituales, agregando pasos como desinfectante de manos, pero no estaba claro para muchos cuán devastadora se volvería la pandemia de COVID-19.

Ahora, con casi medio millón de estadounidenses muertos por la pandemia, muchos líderes católicos y protestantes se están ajustando este año para evitar la propagación del coronavirus.

Los científicos creen que el covid-19 se propaga a través del contacto cercano entre las personas, especialmente si están físicamente a menos de seis pies de distancia o en lugares cerrados, y algunos están alentando a los feligreses a colocarse a sí mismos las cenizas.

Muchos sacerdotes siguieron el miércoles una orientación del Vaticano que recomienda a los sacerdotes esparcir cenizas en la cabeza de las personas sin decir nada, en lugar de deslizarlas en la frente.

La iglesias católicas de la arquidiócesis de Los Ángeles -la más grande de Estados Unidos con 287 parroquias- se las ingeniaron para celebrar los rituales del Miércoles de Ceniza en medio de la pandemia de covid-19, que sigue azotando al condado.

“Para evitar la acumulación de personas y respetar el distanciamiento social decidimos aplicar la ceniza en forma de drive-thru. Esta mañana hemos atendido a más de 500 familias en autos”, dijo el sacerdote español Nicolás Sánchez, párroco de la Iglesia de San Patricio en North Hollywood.

Las cenizas simbolizan el arrepentimiento y están hechas de hojas de palma que se usaron en los servicios del Domingo de Ramos del año anterior.

No obstante, los fieles de North Hollywood prefirieron tener la cruz en sus frentes, por lo que Sánchez optó por colocar la ceniza en la frente de los asistentes con un algodón que usa para cada persona y luego desecha.

“Hemos querido que no se sienta tanto la diferencia respecto a años pasados, y que se sienta la esencia de este día especial”, resaltó el párroco.

El Miércoles de Ceniza marca el comienzo de la Cuaresma, un periodo de 40 días dedicado a la reflexión y la preparación espiritual antes de la Pascua.

Con información de EFE