Pfizer anuncia que probará si una tercera dosis de vacuna protege contra variantes de covid

La empresa farmacéutica organiza un estudio de la tercera dosis de vacuna contra COVID-19 que empezará en mayo

Pfizer anuncia que probará si una tercera dosis de vacuna protege contra variantes de covid
Un enfermero prepara dosis de la vacuna contra el coronavirus.
Foto: Carlos de Saá / EFE

NUEVA YORK – La farmacéutica Pfizer anunció este jueves que estudiará la posibilidad de inyectar una tercera dosis a las personas vacunadas, para intentar reforzar la protección ante las variantes más agresivas del coronavirus.

El director ejecutivo de la farmacéutica, Albert Bourla, aseguró al canal NBC que con esta tercera dosis de vacuna contra COVID-19 se podría reforzar la respuesta de los anticuerpos entre 10 y 20 veces.

Este nuevo estudio se dirigirá a dos grupos de edad, las personas entre 65 y 85 años y las comprendidas entre 18 y 55 y serán elegidas del grupo que ya participó en los primeros ensayos llevados a cabo por la farmacéutica Pfizer en cooperación con BioNTech.

Las pruebas de la compañía arrancaron en mayo de 2020 y consistieron en la aplicación de dos inyecciones con tres semanas de diferencia.

La tercera dosis se inyectará durante el estudio, coincidiendo con el primer aniversario de la primera dosis, es decir, el próximo mayo.

Este ensayo se suma a las pruebas que la compañía ha comenzado con una versión modificada de su vacuna, pensada contra la variante sudafricana.

Bourla indicó al canal que al igual que la gente se vacuna anualmente contra la gripe, lo tendrá que hacer contra la covid-19.

“Cada año, tendrás que ir y recibir tu dosis para estar protegido contra la covid”, dijo.

Según un informe publicado el pasado 18 de febrero en la revista New England Journal of Medicine (NEJM), la vacuna de la firma Pfizer contra la covid-19 produce una reacción debilitada a la variante sudafricana del coronavirus, conocida como B.1.351, pero aún así parece suficiente para neutralizar el virus.

Sin embargo, el equipo investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas, en Galveston, que llevó a cabo el estudio, advirtió que este tiene limitaciones, incluida una “falta de examen sistemático de las mutaciones individuales y el potencial de las mutaciones para alterar el efecto neutralizador”.