Por qué el juicio contra “El Chapo” fue la perdición de Emma Coronel

Tras revelaciones en tribunal de NY, la esposa de Guzmán Loera decidió negociar con autoridades, según reporte

Por qué el juicio contra “El Chapo” fue la perdición de Emma Coronel
Emma Coronel está presa en Virginia.
Foto: KENA BETANCUR / AFP / Getty Images

Antes del juicio a Joaquín “El Chapo” Guzmán, su esposa Emma Coronel, era conocida y aunque hubiera sido un personaje a investigar por autoridades estadounidenses, en realidad era de bajo perfil.

Sin embargo, la situación de la exreina de belleza se complicó hacia finales del jucio a su esposo en la Corte Distrito Este de Nueva York, con sede en Brooklyn, cuando Dámaso López Nuñez, alias el “Lic” o “Licenciado”, la involucró en el plan de escape del mexicano del penal del Antiplano, México, en julio de 2015.

López Núñez fue uno de los 14 cooperantes en ese juicio y rindió uno de los testimonios más poderosos en contra de Guzmán Loera, pero también fue devastador para Coronel, su comadre, ya que es padrino de una de las gemelas.

Al ser cuestionado por los fiscales federales, incluso por la defensa, “El Lic”, informó de acciones reveladas que pusieron a Coronel en la mira de autoridades estadounidenses, que en abril de 2019 confirmaron a The New York Post que la mexico-americana era investigada por conspiración criminal.

En 2014, Guzmán Loera fue detenido en Mazatlán, Sinaloa, en compañía de su esposa y sus pequeñas gemelas. López Núñez reveló que Coronel era la única que podía visitar a su esposo en la cárcel ubicada en el Estado de México, en donde recibió mensajes sobre el plan de escape. “Ella te va a explicar”, le escribió  Guzmán Loera a su entonces socio sobre el plan que tenían entre manos, que contemplaba la construcción de un túnel.

La mayor revelación fue que Coronel concretó una reunión con López Núñez, otros socios y los hijos de Guzmán Loera para coordinar la huída, para la cual se ordenó adquirir un terreno a una milla de la prisión del Altiplano, contratar personal para cavar un túnel, rentar una bodega para equipo, armas y vehículos, comprar un reloj con GPS y pagar sobornos a custodios. Hubo tres reuniones para la plenación, según “El Lic”.

Cuando llegó el turno para explicar el sistema de comunicación privado del Cártel de Sinaloa, el agente especial del FBI Stephen Marston indicó que Guzmán Loera dio órdenes a su esposa sobre medidas de seguridad, casas de seguridad y operaciones para evadir al Ejército y a la Policía Federal.

Sin embargo, la Blackberry para comunicarse con su esposa, también fue facilitada por ella para el trasiego de droga a Estados Unidos, aseguró el agente Marston.

Hubo una llamada, citada por Marston, donde ella expresamente comunica a su padre con “El Chapo” para “hablar de negocios”.

Los fiscales federales no dieron mucho detalle sobre las indagatorias contra Coronel, quien llamó la atención por su plan de crear una empresa de moda y accesorios con el nombre de su esposo, lo cual fue calificado por autoridades como “inmoral”, aunque el equipo legal de la esposa de Guzmán Loera indicó que los fondos utilizados eran “totalmente legales”.

Coronel se encuentra presa en Virginia, en espera del proceso legal en su contra en la Corte de Distrito de Washington, D.C., pero según el portal VICE News, la esposa de “El Chapo” tenía planeado entregarse, a fin de lograr protección de autoridades estadounidenses.

Por lo pronto, no hay cargos fincados en su contra, ya que los fiscales deberán procesarlos ante un gran jurado, indicó un experto legal a este diario, lo cual confirmó Mariel Colón, abogada de Coronel.