Asegúrate de que el automóvil usado que deseas no necesite ser retirado del mercado

Mira cómo comprobar si el carro de segunda mano que quieres comprar tiene un "recall" pendiente

Asegúrate de que el automóvil usado que deseas no necesite ser retirado del mercado

Más de 9 millones de automóviles han sido retirados del mercado en los Estados Unidos desde el 1º de enero. Se advierte a los propietarios sobre infladores de airbags Takata peligrosos, riesgo de incendios en ciertos modelos de Hyundai y Kialuces de freno defectuosas y otros problemas graves de seguridad.

Pero si alguno de esos vehículos está a la venta ahora o ingresa al mercado de automóviles usados, es posible que los compradores nunca sepan que el vehículo que están considerando necesita reparaciones importantes.

“Los compradores de autos usados quedan a la deriva, porque los concesionarios y los vendedores privados no están obligados a realizar estas reparaciones necesarias en los vehículos usados”, dice Will Wallace, analista sénior de políticas de Consumer Reports. “Ni siquiera tienen que informar a los posibles compradores que se ha emitido un retiro del mercado para el automóvil que están considerando”.

Ese no es el caso de los automóviles nuevos, dice Wallace.

“La ley federal exige específicamente que los concesionarios de autos nuevos y las compañías de alquiler de automóviles solucionen los defectos en curso antes de ofrecer el automóvil a la venta a los consumidores”, agrega Wallace.

¿Buscas comprar un automóvil usado?  Esto es lo que puedes hacer para protegerte.

Cómo comprobar si hay retiros del mercado

El primer paso es ver si el auto que deseas comprar tiene un retiro de mercado en curso. Corroborar esto es muy fácil.

• Localiza el número de identificación del vehículo (VIN). Un VIN es una combinación de números y letras de 17 dígitos exclusiva de cada automóvil y, por lo general, puedes encontrarlo si miras la parte inferior exterior del parabrisas en el lado del conductor. Además, hay muchos listados en línea de automóviles usados que incluyen el VIN.

• Visita safercar.gov, el sitio web oficial de uso gratuito de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), que es la agencia gubernamental responsable de los retiros de vehículos del mercado, e ingresa el VIN de tu automóvil. Si hay un retiro del mercado en curso de tu vehículo específico, aparecerá aquí.

“Esa es la mejor manera para que cada consumidor verifique si un automóvil tiene un retiro del mercado en curso”, dice Wallace.

Los fabricantes de automóviles alertan a los propietarios sobre los retiros del mercado a través del correo de primera clase, pero esas notificaciones no ayudarán a los propietarios que compren un automóvil usado.

“Los problemas surgen generalmente en los autos más viejos, porque hay una cadena de propietarios que puede perderse”, dice Alex Epstein, director de seguridad en el transporte del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), una organización sin fines de lucro que fomenta la seguridad ocupacional, en el hogar y las carreteras. “El comprador tiene la responsabilidad de asegurarse de que no haya un retiro del mercado del automóvil o, al menos, de que se haya resuelto el retiro del mercado”.

Si compras un automóvil a un particular que no realizó el trabajo de retiro correspondiente, Epstein dice que vale la pena verificarlo para asegurarte de que tampoco se hayan descuidado otros trabajos de mantenimiento y reparaciones.

“Podrías comenzar a sospechar que el propietario anterior no haya realizado el mantenimiento correspondiente al vehículo”, dice.

Qué hacer si hay un retiro del mercado en curso

Así que el auto que deseas comprar tiene un retiro del mercado en curso. ¿Qué debes hacer?

“Los consumidores pueden exigirle al vendedor que arregle los defectos en curso antes de venderles el automóvil”, dice Wallace. “Es un pedido razonable y la carga de la seguridad en este caso no debería recaer en los consumidores”.

Reparar un retiro del mercado puede llevar tiempo, pero no debería costarle nada al vendedor, dice Epstein.

“Puedes llevar estos vehículos al concesionario de los respectivos fabricantes y los repararán gratis si las piezas están disponibles”, dijo Epstein a CR.

Aunque los concesionarios no están obligados a realizar reparaciones por retiros del mercado de vehículos usados, muchos ya lo hacen. La Asociación Nacional de Concesionarios Independientes de Automóviles (NIADA), un grupo que representa a varios concesionarios independientes de automóviles usados, recomienda que los concesionarios reparen los retiros de mercado en curso.

“La NIADA recomienda que, como práctica recomendable, los concesionarios deben tomar medidas para identificar los retiros del mercado en curso en su inventario y, si es posible, repararlos antes de vender el vehículo”, dice Shaun Petersen, vicepresidente sénior de asuntos legales y gubernamentales de la NIADA. “Además, la NIADA recomienda a los distribuidores que revelen la existencia de todos los retiros del mercado en curso que no han sido reparados en el punto de venta”.

El retiro del mercado de Takata

Si el auto usado que deseas comprar tiene un retiro del mercado en curso, es probable que se deba a un inflador de airbag Takata defectuoso. Este caso ha sumado millones de autos usados a las listas de retiro del mercado cada año desde hace varios años y Epstein dice que la “gran mayoría” de los autos actualmente en retiro están relacionados con los airbags Takata. De hecho, un retiro del mercado reciente de GM agregó 5.9 millones de camionetas y SUV a la lista de vehículos retirados con infladores Takata defectuosos.

El retiro del mercado de Takata es el retiro del mercado de automóviles más grande y complejo en la historia de Estados Unidos y aún no ha terminado. Actualmente, incluye 67 millones de infladores de airbags en automóviles, SUV y camionetas de 19 fabricantes, según informa la Administración Nacional de Seguridad de Tránsito en las Carreteras (NHTSA). Hasta ahora, 17 millones de esos infladores aún no se han reemplazado. Dieciocho personas en los Estados Unidos murieron (dos solo en 2020) y más de 400 personas resultaron presuntamente heridas debido a esos dispositivos, dice la NHTSA.

Los airbags de Takata fabricados entre 2002 y 2015 utilizan nitrato de amonio para inflar el airbag en caso de accidente. El nitrato de amonio puede volverse inestable con el tiempo, lo que provoca que los infladores exploten con una fuerza inesperadamente violenta. Si el airbag defectuoso se rompe, puede expulsar fragmentos metálicos afilados directamente sobre el conductor y los pasajeros, lo que aumenta el riesgo de muerte o lesiones. Algunos airbags de Takata más antiguos tienen un diseño diferente y podrían desplegarse sin fuerza suficiente o con demasiada fuerza para proteger a los ocupantes del auto en un choque.

Por eso es importante que los compradores estén atentos y verifiquen si el automóvil que les interesa comprar está incluido en este retiro del mercado.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2021, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2021, Consumer Reports, Inc.