Empleados de primera línea frente al covid-19 amenazan de irse a la huelga

Los trabajadores de Watts Health Center dijeron que si no mejoran las condiciones laborales, no tendrán otra opción

Empleados de Watts Health Center dispuestos a irse a huelga por mejores derechos.

Empleados de Watts Health Center dispuestos a irse a huelga por mejores derechos.  Crédito: Jacqueline García | Impremedia

Tras múltiples acusaciones de abuso laboral y falta de una renovación de contrato sindical, el jueves por la mañana un grupo de trabajadores de primera línea del Watts Health Center, al sur de Los Ángeles, entregaron un aviso de huelga de 10 días a su gerencia.

Los trabajadores acusan a Watts Health Center de acosarlos y amenazarlos durante horas laborales así como vigilarlos durante su actividad de trabajo y negar el acceso del personal sindical a los empleados de primera línea.

Lo más preocupante para los trabajadores es que durante los momentos más difíciles de la pandemia, la gerencia les ha querido reducir sus horas de enfermedad pagadas.

Irene Rodas, un asistente médico por más de 21 años, dijo que las excusas que les dan es que no hay dinero.

Los empleados esperan que las negociaciones se reanuden el 13 de abril. (Suministrada)

“Algunos compañeros se han enfermado y nosotros venimos a trabajar preocupados, afortunadamente yo no me he contagiado”, dijo Rodas, de 47 años.

Añadió que todo este tiempo ha vivido bajo temor pensando que puede llevar el virus a su hogar donde vive con sus cuatro hijos.

Mayra Holden, otra empleada de Watts Health Center por 27 años, dijo que están cansados de la forma en cómo se les ha tratado durante la pandemia y están listos a irse a huelga si es necesario.

“Watts Health Center se ha negado a negociar de buena fe, inicialmente presionando para reducir nuestro tiempo de enfermedad a la mitad, mientras otros empleadores encuentran formas de expandir el acceso para los trabajadores de primera línea”, dijo Holden. “Es inconcebible que Watts Health Center tome estos pasos en medio de la peor crisis de salud pública en un siglo”.

El aviso dirigido hacia Starla Mabin, directora de derechos humanos, especifica que los empleados miembros del sindicato SEIU Local 721 planean participar en una huelga a causa de una práctica de trabajo injusta. De no llegar a un acuerdo a tiempo, los empleados amenazaron con irse a huelga comenzando el 14 de abril a partir de las 6:30 de la mañana.

El SEIU 721 representa alrededor de 150 empleados en el Watts Health Center incluyendo asistentes médicos, enfermeras vocacionales con licencia, consejeros de nutrición, empleados, conductores de camionetas, flebotomistas y personal de mantenimiento.

El sindicato aseguró que los empleados han sido clave para una respuesta efectiva a la pandemia; además, han estado entre los primeros en proporcionar pruebas de covid-19 a pacientes vulnerables del sur de Los Ángeles.

Desde que comenzó la pandemia han habido múltiples brotes de covid-19 entre el personal de Watts. Pese al posible contagio los trabajadores han estado arriesgando sus vidas para brindar atención vital mientras, que la gerencia de Watts Health Center tardó cuatro meses en la mesa de negociaciones para retirar su propuesta de reducir el tiempo de enfermedad de los empleados.

Hasta la fecha, los manifestantes dijeron que la gerencia de Watts ha continuado negándose a abordar los problemas de falta de personal que amenazan la seguridad del paciente.

Gilda Valdez, representante del sindicato SEIU-721, dijo que no es ningún secreto ver que las personas de color han sido las más afectadas por esta crisis pública.

“Ningún lugar es más evidente que aquí en Watts”, dijo Valdez. “Desde que comenzó esta pandemia, han habido múltiples brotes de coronavirus entre el personal de Watts, y qué hace la administración, ¡proponen reducir a la mitad el tiempo de enfermedad de los empleados!”.

Los trabajadores de Watts Health Center, la mayoría de los cuales están representados por SEIU 721, indicaron que están dispuestos a hacer lo que sea necesario para proteger la salud pública en el sur de Los Ángeles; es por eso que autorizaron su huelga con un voto a favor del 100%.

El contrato para los miembros de SEIU 721 se había extendido temporalmente desde que expiró el 31 de diciembre, pero desde entonces los trabajadores han rescindido ese acuerdo.

Los empleados aseguran que la gerencia de Watts no ha negociado de buena fe y las denuncias de repetidas violaciones de la legislación laboral han dado lugar a cuatro cargos en la Junta Nacional de Relaciones Laborales.

La Opinión intentó contactar en varias ocasiones a la gerencia de Watts Health Center, pero para el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Se espera que las negociaciones se reanuden el 13 de abril. Los trabajadores esperan que Watts Health Center regrese a la mesa preparado para resolver todos los problemas y evitar la necesidad de una huelga el próximo día.

En esta nota

empleados huelga watts

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain