Arrestan en Florida a una mujer que amenazó con matar a la vicepresidenta Kamala Harris

Una mujer del área de Miami detenida por los federales después de hacer videos amenazando con matar a la vicepresidenta Kamala Harris

Arrestan en Florida a una mujer que amenazó con matar a la vicepresidenta Kamala Harris
La vicepresidenta Kamala Harris.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

Una enfermera del Jackson Memorial Hospital fue acusada el viernes en la corte federal de Miami de amenazar de muerte a la vicepresidenta Kamala Harris, porque grabó las amenazas en una serie de videos que envió a su esposo en prisión, según una investigación realizada por el Servicio Secreto.

Las autoridades federales dicen que las amenazas de Niviane Petit Phelps, una madre de tres hijos de 39 años que vive en Miami Gardens, fueron lo suficientemente graves como para practicar en un campo de tiro y solicitar un permiso de armas ocultas.

Niviane Petit Phelps hizo al menos cinco videos amenazantes y dos fotografías en los que amenaza de muerte a Kamala Harris e insulta al presidente Joe Biden y los envió a su esposo, que está en una prisión de Crawfordville, en el noroeste de Florida.

Phelps, de 39 años, quien en febrero solicitó una licencia para el porte de armas, se enfrenta a acusaciones de amenazar a funcionarios del gobierno de Estados Unidos.

Si es hallada culpable podría recibir una sentencia de hasta cinco años de prisión.

En su primera audiencia, este jueves, la jueza Lauren Fleischer Louis ordenó mantenerla en prisión al considerarla “un riesgo para la comunidad”, según su expediente, al que tuvo acceso Efe.

En los videos Phelps insulta al presidente Biden y a la vicepresidenta Harris y dice que entrena en el campo de tiro.

“Kamala Harris, vas a morir. Tus días ya están contados. Alguien me pagó $53,000 dólares solo para j… y yo los cogeré, haré el trabajo”, señala en uno de los videos, según la demanda.

“Lo juro por Dios, hoy es el día en que vas a morir”, señala en otro.

Cuando los investigadores entrevistaron a Phelps en su casa, ella dijo que estaba “enfadada en ese momento porque Kamala Harris se convirtió en vicepresidenta, pero que ya lo ha superado”.

La enfermera, que trabajaba para el Hospital Jackson Memorial de Miami desde hace diez años, fue suspendida sin derecho a sueldo mientras se tramita su despido, según reportó el canal local 10.