Long Beach se prepara para dar la bienvenida a los niños refugiados

La ciudad lanza un portal de ayuda donde la comunidad puede participar; el alcalde dice que el apoyo ha sido abrumador

Long Beach se prepara para dar la bienvenida a los niños refugiados
Robert García, alcalde de LB, dice que el centro de convenciones tiene espacio suficiente para que los menores estén cómodos.
Foto: PATRICK T. FALLON / AFP / Getty Images

Mientras los residentes de algunas ciudades del sur de California se muestran escépticos por los albergues temporales para niños inmigrantes que llegan del sur de la frontera, la ciudad de Long Beach continúa con su esfuerzo de apoyo.

Este lunes, la ciudad anunció el lanzamiento de un portal en línea con información detallada sobre cómo los miembros de la comunidad, las organizaciones locales y las empresas pueden ayudar a niños migrantes que serán acogidos temporalmente en el Centro de Convenciones de Long Beach.

La ayuda varía desde donaciones monetarias a servicios complementarios como educación, salud mental, actividades y alimentación hasta la reunificación familiar y trabajos voluntarios.

Mientras que la ciudad de Long Beach se encargará de apoyar a los niños proveyendo el centro de convenciones para la estadía, el esfuerzo de reunificación y el refugio son dirigidos y financiados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS). Esto es parte del esfuerzo humanitario nacional del gobierno federal para apoyar a los niños no acompañados.

Se espera que los niños comiencen a llegar al refugio esta semana.

El alcalde de Long Beach Robert García dijo que aprecia el interés abrumador de la comunidad para dar la bienvenida y apoyar a los niños migrantes que vivirán ahí temporalmente.

En entrevista con La Opinión, García indicó que la administración Biden le pidió a la ciudad de Long Beach si estaba dispuesta a albergar temporalmente a los niños no acompañados.

“Es parte de un programa nacional en el que están tratando de crear estos centros que sean más humanos”, dijo el alcalde García.

El centro de convenciones tiene capacidad para albergar hasta 1,000 niños, quienes aparte de tener una cama y comidas a diario también tendrán la oportunidad de la educación, actividades recreacionales y cuidado médico.

El albergue en el centro de convenciones tiene un límite para funcionar hasta el 2 de agosto.

Compasión por los más pequeños

Pese a que algunos residentes de Long Beach también se mostraron furiosos en las redes sociales por la llegada de niños migrantes a su ciudad, el alcalde García dijo que en mayoría la reacción ha sido positiva. Personas interesadas en ayudar les han contactado de forma abrumadora mediante redes sociales, correos electrónicos y llamadas telefónicas.

“Siempre habrá personas que tengan opiniones diferentes, pero al final del día se trata de ser compasivo y amable, y Long Beach tiene una larga historia de acoger a refugiados”, dijo el alcalde García, quien también emigró a Estados Unidos de su natal Perú cuando era un niño. “Ayudaremos y nos aseguraremos de que los niños se reúnan con sus familias rápidamente”.

El alcalde dijo que él está muy agradecido con este país que le abrió las puertas cuando llegó a los 5 años. Pese a que él y su familia llegaron de forma legal, García dijo que eran muy pobres, pero siempre tuvieron a personas que les dieron la bienvenida y estadounidenses que fueron muy amables.

“Solo espero que estos niños reciban el mismo nivel de apoyo. Merecen el mismo nivel de apoyo que yo”, indicó García. “Estos niños están dejando un entorno muy, muy difícil y Estados Unidos debería ayudar a las personas que necesitan nuestro apoyo. Estos son solo niños y es importante llevarlos a sus familias”.

El 6 de abril, el ayuntamiento de Long Beach aprobó con unanimidad permitirle al administrador negociar un acuerdo con el HHS para apoyar los esfuerzos de albergar a los menores; el trabajo será temporal, en lo que se reconecta a los menores no acompañados con sus familiares.

Trabajo en equipo

La Fundación Comunitaria de Long Beach lanzó el fondo “Migrant Children Support Fund” para aceptar donaciones monetarias de miembros de la comunidad, organizaciones locales y negocios. Todas las donaciones irán directamente para brindar asistencia y recursos de apoyo relacionados con el esfuerzo humanitario de los niños migrantes en Long Beach.

Los recursos proporcionados a través de estas donaciones están destinados a hacer que los niños se sientan más cómodos durante su estadía en Long Beach y durante el proceso de reunificación.

Negocios y organizaciones interesadas en ofrecer servicios complementarios se les pide llenar un formulario de interés dirigido a HHS para consideración. Entre los servicios complementarios está la ayuda de salud mental, supervisión infantil, servicios religiosos, traducción de idiomas y educación.

Voluntarios y donaciones

Los voluntarios interesados en donar horas de tiempo deben llenar este formulario de interés voluntario con su nombre e información de contacto; el HHS se pondrá en contacto a medida que se identifiquen las oportunidades.

Los voluntarios pueden utilizarse para una serie de actividades y servicios, que serán dirigidos por HHS. También hay oportunidades para convertirse en patrocinador del HHS.

Las donaciones se pueden hacer en línea o enviando un cheque a Long Beach Community Foundation al 400 Oceangate, Suite 800, Long Beach, CA 90802. Las donaciones de cheques deben decir “Migrant Children Support Fund” en la designación del cheque.

Puede visitar el portal aquí: www.longbeach.gov/