¡Escándalo! Jugadores del Schalke04 fueron agredidos por sus mismos fanáticos tras decender

Los hinchas enardecidos por el descenso, que no ocurría desde 1991 agredieron a los jugadores y los hicieron correr en las calles cercanas al estadio

¡Escándalo! Jugadores del Schalke04 fueron agredidos por sus mismos fanáticos tras decender
El club rechazó las agresiones cometidas hacia los jugadores.
Foto: RONALDO SCHEMIDT / AFP / Getty Images

El Schalke04 perdió ante Arminia Bielefeld y perdió todas las posibilidades de permanecer en la primera división de la Bundesliga. La derrota sacó lo peor de sus fanáticos, que terminaron agrediendo a los jugadores y provocando disturbios en las calles.

Luego de la media noche un centenar de hinchas esperaron al equipo a las afueras del estadio para insultar y tacar directamente a los jugadores, en repudio la situación del equipo, que se mantuvo en primera división desde 1991.

A través de redes sociales se publicaron videos del lamentable hecho, donde se aprecian a los jugadores corriendo ante la arremetida de la fanaticada.

 

Se conoció que por el ataque ningún jugador resultó lastimado. Sin embargo, el club publicó un comunicado rechazando la acción.

“Se cruzaron límites que son innegociables para el Schalke 04. A pesar de toda frustración y rabia como consecuencia del descenso a la Bundesliga 2, el club jamás aceptará que se ponga en peligro la integridad física de sus jugadores y empleados”, sentenciaron.

 

Uno de los jugadores, que prefirió mantenerse en el anonimato, dijo al portal alemán Sportl: “Nos dijeron en voz alta y clara que deberíamos sentir vergüenza y que todos los jugadores, que no fueran a estar aquí el año que viene, se marchasen inmediatamente. De no ser así, la vida se convertiría en un infierno para nosotros. Después nos lanzaron huevos”.

“Luego estalló un petardo y se perdió el control de la situación por completo. Los aficionados nos atacaron. A partir de ese momento, lo único que hicimos fue correr. Teníamos miedo, puro miedo. No hice otra cosa que no fuera correr. Algunos terminamos recibiendo patadas y puñetazos. Estoy en shock y no sé cómo vamos a poder jugar los próximos partidos”, denunció el deportista.