‘Dreamer’ queda varada en México tras negarle la “green card”; su bebé está en Estados Unidos

La joven viajó a Chihuahua a entrevista al consulado, donde el oficial le impuso el castigo de 10 años para no volver a EE.UU.

‘Dreamer’ queda varada en México tras negarle la “green card”; su bebé está en Estados Unidos
Karumi fue separada de su esposo Roberto y su bebé Allison.
Foto: Álbum Karumi Durán / EFE

La “soñadora” Karumi Durán no ha parado de llorar en los últimos días. Su pequeña bebé está enferma y ella no puede cuidarla porque un error en una petición de inmigración la ha dejado atrapada en México y con un castigo de diez años que le impide regresar a los Estados Unidos, donde ella hizo toda una vida y permanece su familia.

Lo que todo comenzó con una petición migratoria que llenaba de ilusión a la pareja se ha tornado en un enorme problema que todavía desconocen cómo podrán solucionar, dice la joven a Efe en una llamada desde la capital de México, mientras su esposo, Roberto Reyes, la escucha en la ciudad de Tyler, en Texas.

Todas sus esperanzas se cayeron al suelo cuando en el Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez le negaron en marzo pasado a Durán una petición para ajustar su estatus.

La pareja explica que, a pesar de que Durán estaba amparada por el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA) desde 2013, se aventuraron a realizar ese pedido con el objetivo de que ella obtuviera la residencia permanente gracias a que Roberto es ciudadano estadounidense.

“El abogado nos dijo que iba a ser fácil”, dicen al unísono Reyes y Durán.

Pero no fue así. Durán no tiene un ingreso legal a Estados Unidos, documento que se obtiene cuando un extranjero ingresa legalmente por un puerto fronterizo de EE.UU., y por lo tanto no podía tener éxito su pedido de ajuste.

El perdón provisional

Una gran cantidad de “soñadores” han podido obtener la entrada legal a Estados Unidos después de salir del país con un permiso de viaje conocido como “advance parole”. Durán tampoco solicitó este permiso.

Desde que el expresidente Donald Trump puso en jaque al programa DACA, activistas e incluso académicos como el profesor Armando Vásquez Ramos, coordinador del Centro de Estudios de California-México (CMSC) y el Programa de Estudios en el Extranjero de Soñadores, de la Universidad de Long Beach, California lucharon por mantener estos permisos vigentes.

“El ‘advance parole’, que también se obtiene por razones de educación o humanitarias, le ha servido a muchos ‘soñadores’ para ajustar su estatus, por eso siempre hemos luchado por que se mantenga”, subraya el catedrático.

No fue sino hasta la llegada del presidente, Joe Biden, que estos permisos de viaje nuevamente están siendo otorgados por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).

Durán y Reyes admiten que desconocían estos requisitos y que confiaron en los consejos legales de su abogado para iniciar el proceso en 2017, mismo año que la Administración Trump intentó poner fin a DACA.

Una víctima más

Lo que más duele estos días a Durán es no poder estar con su bebé, de apenas ocho meses.

“Desde hace más de una semana tiene vómito, y no quiere comer. Alison estaba acostumbrada a verme todos los días, a que yo la cuidara”, cuenta la “soñadora”.

Ante la ausencia de Durán, Alison es cuidada por sus abuelos maternos, que viven en College Station, también en Texas, pero ubicada a 149 millas al sureste de Tyler, donde tiene una casa la pareja.

“Decidimos que me quedara trabajando porque sabemos que vamos a necesitar dinero, y tenemos muchas cuentas por pagar, la casa, el abogado, muchas cosas”, explica Reyes, que es arquitecto de profesión.

La joven está segura de que su bebé está resintiendo su ausencia, y la de su papá. “Ya hemos hecho todo lo que dijo el médico pero sigue enferma”, insiste.

Petición al gobierno de Biden

Tras conocerse el caso de la pareja, varias voces en Texas están pidiendo el regreso de Durán, especialmente el College Station, donde los dos hispanos se educaron.

La congresista Sylvia Garcia se ha aunado a los esfuerzos para hacer un llamado al Departamento de Seguridad Nacional, dirigido por Alejandro Mayorkas, para que le permita a Durán regresar al país.

“Eramos una familia muy unida y ahora estamos separados completamente”, sostiene Reyes en referencia a que Durán no pudo quedarse en ninguna ciudad fronteriza de México después que le negaron su caso porque ella y su familia son oriundos de la capital del país.

Aunque la pareja ha evaluado enviar a Alison a México este paso no se puede tomar porque la bebé carece de pasaporte y está enferma.

“Solo les pido que me dejen regresar junto a mi hija y mi esposo, es lo único”, suplica Durán mientras hace una lista de todos los esfuerzos que han hecho para convertirse en una pareja modelo: ambos tienen maestrías en sus carreras, son dueños de una casa y padres de una hermosa bebé.

La salud de Alison no es la única preocupación de la “soñadora”. Su esposo ha perdido peso y la situación también lo está enfermando.

“Solo les pido que tengan compasión de nosotros, que se toquen el corazón”, dice Durán, que también hace un llamado de advertencia a otros inmigrantes para que tomen ejemplo y no tengan que vivir esta situación.