Medallista olímpico mexicano renunció a su participación en el relevo de antorcha de Tokio 2020

Daniel Aceves debía ser el portador de la llama durante el recorrido por la prefectura de Hiroshima. El ex atleta consideró que su ausencia es un acto responsable ante los aumentos en los casos de Covid-19 en la localidad

La decisión fue tomada en consenso con el Comité Olímpico Mexicano.
La decisión fue tomada en consenso con el Comité Olímpico Mexicano.
Foto: Marcos Domínguez / Imago7

El Covid-19 está arruinando los planes de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, progresivamente. Uno de los actos previos, como el relevo de la antorcha olímpica, se ha vuelto un verdadero dolor de cabeza para los organizadores. Hace un par de días se conoció que Kane Takana, japonesa de 118 años de edad, renunció a su participación en este evento por temor de contagio. En este sentido y bajo la misma argumentación, el medallista olímpico mexicano, Daniel Aceves declinó su participación en dicho relevo.

 

Aceves obtuvo el segundo lugar de lucha grecorromana en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984. El mexicano fue designado por el Comité Organizador para llevar la flama por una de las prefecturas de Hiroshima. No obstante, el azteca decidió dar  un paso al costado en la participación del relevo ante la intensificación en las medidas sanitarias por el Covid-19.

“Nos sumamos a todo protocolo sanitario vivenciado para las delegaciones participantes y en lo que nosotros corresponde, reiteramos que nuestra declinación obedece a un sentido de responsabilidad, pero también a una serie de circunstancias logísticas que hoy por hoy hacen inviable a Tokio, Japón”, explicó el mexicano a través de un video difundió en las redes sociales del Comité Olímpico Mexicano.

El también presidente de organización Medallistas Olímpicos de México, agregó que su decisión fue consensuada con los máximos entes deportivos nacionales y que pese a su deseo de asistir, su decisión siempre se mantuvo. “Me permito presentar a su alta consideración mi decisión de declinar el elevado honor de portar un trascendental símbolo como lo es el de la antorcha olímpica (…) todo eso en consenso del Comité Olímpico  Mexicano”, aseguró Aceves en un documento enviado al Comité Organizador.

El medallista mexicano tenía previsto tomar el relevo de la antorcha el 18 de mayo en la prefectura de Hiroshima, no obstante, el tricolor mexicano no será de atención mundial para esta fecha. Además, este también significa otro golpe al mentón, para la organización de los juegos, puesto que este es un caso más en el que los planes no son llevado a cabo tal  y como lo habían  planificado.