Clases de ciencia y tecnología desde muy pequeños

Centro de Niños del Este de LA promueve la educación de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas

Clases de ciencia y tecnología desde muy pequeños
El Centro de Niños ofrece clases de STEM. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Denisse Torralba se asombra cada que escucha a su pequeño de 2 años entonar canciones nuevas o cuando le cuenta emocionado sobre los proyectos que realizó en su nueva escuela. Ella asegura que él ha aprendido demasiado en menos de un mes.

El pequeño Liam Torralba comenzó a asistir al centro de cuidado infantil Centro de Niños en el este de Los Ángeles cuando tenía unos 8 meses de nacido pero debido a la pandemia dejó de asistir por exactamente un año.

El 1 de abril pudo regresar cuando se permitió a los preescolares reabrir sus puertas bajo ciertas medidas que indicaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

“Los primeros dos o tres días lloró pero ahora le gusta mucho y trae sus trabajos como cuando hizo una abeja o una catarina o hace unos días que trajo una plantita”, contó Torralba.

El Centro de Niños es una organización no lucrativa que ofrece cuidado de niños y preescolar para niños de 6 meses hasta los 5 años de edad. La entidad fundada en 1972 tiene un interés especial para que los pequeños aprendan no solamente a hablar y cantar sino también acerca de las materias STEM.

STEM se refiere a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Mediante un currículo divertido y fácil, los niños aprenden desde cómo funcionan los órganos del cuerpo y cómo crece una planta hasta mezclar productos para hacer tortillas o aprenden acerca del espacio.

Liam Torralba es parte del Centro de Niños. (Suministrada)

En 2008 el Centro de Niños se asoció con la NASA para enseñar a los niños acerca del sistema solar y sobre la exploración espacial.

Torralba dijo que valora mucho el trabajo del personal de este preescolar ya que ponen atención directa para el mejoramiento educativo de cada niño. Para ella esto es vital ya que su hijo pasa nueve horas en el centro.

La residente del Este de Los Ángeles contó que su hijo mayor, Ángel Torralba de 6 años, también asistió al Centro de Niños durante sus años de preescolar y le ayudó a sentirse más confiado ahora que entró al kínder.

Él se graduó en 2020 en medio de la pandemia.

Leticia Santos-Cuevas, directora de programas en el Centro de Niños, dijo que desde hace unos años tuvieron la idea de ofrecer programas relevantes, innovadores y educacionales para los más pequeñitos.
Después de buscar opciones y no encontrar decidieron crear su propio programa STEM que además es bilingüe, en inglés y en español.

“Los papás quedan impresionados de ver cómo sus niños aprenden desde el vocabulario hasta cómo funciona el mundo o cómo nace una mariposa”, dijo Santos-Cuevas.

Ayuda personalizada durante la pandemia

Cuando comenzó la pandemia en marzo de 2020 el centro, al igual que todas las instituciones escolares, cerrós por un periodo de dos meses.

Para mayo reabrieron pero con estrictas medidas y solo recibieron alrededor de 10 niños, hijos de trabajadores esenciales. Al paso del tiempo el número subió a 14 y eventualmente a 36.

Sin embargo, personas como Torralba, quien es supervisora de una oficina y podía trabajar desde casa, no tenían el acceso al preescolar para sus hijos.

No obstante, el centro nunca dejó de atender a los niños desde la distancia.

“El personal de la escuela les llevaba actividades para hacer, como armar un cohete, plastilina para jugar, pinturas y también les ofrecían clases de zoom para ayudarle a los niños a entender algunos proyectos”, dijo Torralba. “Yo aprecié eso mucho porque para mí fue muy difícil tenerlos mientras trabajaba y no podía ir recoger los proyectos de actividades a la escuela”.

Santos-Cuevas dijo que ellos se convirtieron en el apoyo de muchos padres de la clase trabajadora del este de Los Ángeles.

“Mientras seguíamos las reglas de los CDC, los padres de familia constantemente nos hablaban para saber cuándo íbamos a abrir”, dijo la directora. “Y cuando lo hicimos muchos querían venir pero no era posible”.

Desde mayo de 2020 que han estado abiertos, Santos-Cuevas dijo que se han esforzado en mantener el centro seguro de acuerdo a las guías de los CDC.

Contrataron a una compañía de limpieza que llega todos los días a limpiar y crearon una mochila personalizada para cada pequeño con sus propios juguete, entre otras medidas que se han tomado.

“Todo eso me hace sentir mucho más segura porque yo ya estoy vacunada pero mis hijos no”, dijo Torralba quien aseguró que no quiere poner a sus hijos en peligro pero ya tenía pautado regresar a trabajar a principios de mes.

Los niños aprenden jardinería. (Suministrada)

Ayuda para toda la familia

Santos-Cuevas dijo que el Centro de Niños no solo brinda apoyo a los pequeños con sus educación pero también ofrece capacitación para los padres, desde talleres educativos, hasta información pertinente.

Algunos temas incluyen el desarrollo de los niños y cómo hacer la transición de los pañales al baño.

“El año pasado les estuvimos dando información acerca del censo por medio de Zoom y por qué es importante hacerse contar”, dijo Santos-Cuevas. “Para las festividades de diciembre repartimos 500 canastas de comida”.

Actualmente el Centro de Niños tiene permitido solamente a 39 niños de edades de 6 meses a 5 años. Previo a la pandemia tenían más de 80 niños y dependiendo de las reglas de los CDC es como irán ampliando el espacio, indicó la directora.

Debido a su trayectoria y el trabajo que han realizado durante toda la pandemia para ayudar a la clase trabajadora, el Centro de Niños recibió un reconocimiento como la organización sin fines de lucro 2020-2021 por parte de la asambleísta Wendy Carrillo, quien representa el área

.El Centro de Niños está localizado en 4850 E. Cesar Chavez Avenue Los Angeles, CA 90022. Los padres de familia que deseen más información pueden llamar al (323) 268-4600 o visitar centrodeninos.com