Acusan a influencer de California que dijo que una pareja hispana quiso secuestrar a sus hijos

Una pareja latina, padres de 5 hijos, se mostró aliviada con las acusaciones contra la influencer que usó fotos de ellos para acusarlos por un grave crimen que no cometieron

Acusan a influencer de California que dijo que una pareja hispana quiso secuestrar a sus hijos
La discriminación y el racismo afectan a las minorías.
Foto: CJ GUNTHER / EFE

Katie Sorensen, una influencer del condado de Sonoma en California, afronta acusaciones por dar falsa información a la Policía tras publicar en diciembre dos videos en Instagram, vistos por mas de 4.5 millones de personas, en los que señaló que una pareja hispana había intentado secuestrar a sus dos hijos.

Más tarde, Sorensen documentaría las acusaciones, ahora ampliamente consideradas como un caso de discriminación racial.

Según confirmaron las autoridades del condado Sonoma, al norte de San Francisco, Sorensen afronta dos acusaciones por delitos menores tras acusar a Saddie y Eddie Martínez, residentes de varios años de la localidad de Petaluma, de querer secuestrar a sus hijos en una tienda de papelería.

La mujer detalló los presuntos hechos en dos videos que publicó el 13 de diciembre en su cuenta @motherhoodessentials y que se volvieron virales.

De acuerdo al diario local Argus-Courier, poco después de publicados los videos la policía local señaló no obstante que las afirmaciones de Sorensen “carecían de fundamento” y libraron a la pareja de cualquier posible delito.

Los hispanos, padres de cinco hijos, expresaron al medio su satisfacción y alivio por las acusaciones impuestas a Sorensen, quien deberá comparecer en corte el próximo 13 de mayo.

“Es un buen paso hacia la justicia, te da esperanza”, declaró al diario Saddie, quien había estado reclamando que la influencer asumiera sus responsabilidades tras la publicación de los videos.

Según contó la hispana, no supo de la historia que circulaba por internet hasta ver fotografías suyas y de su esposo extraídas de las cámaras de seguridad de un comercio y que eran distribuidas por la Policía de Petaluma.

Las acusaciones falsas contra los Martínez tocan una tendencia racista que se ha vuelto familiar, pero que resulta sumamente dolorosa, que involucra a personas blancas que llaman a la policía por falsos incidentes en los que acusan a personas de minorías.

Incidentes similares, incluido el de una mujer que afirmó falsamente que fue amenazada por un hombre afroamericano en el Central Park de Nueva York, o como el de la la llamada “BBQ Becky”, que marcó el 911 para denunciar que los afroamericanos hacían barbacoas en un parque de Oakland, han llamado la atención nacional.

A raíz del hecho, Saddie Martínez se ha vuelto una activista muy presente en redes sociales e incluso recientemente fue designada por la alcaldesa de Petaluma, Teresa Barrett, como miembro del comité asesor de la ciudad sobre vigilancia policial y relaciones raciales.

Con información de EFE