Propuesta de ley AB 1177 busca cerrar la brecha de la desigualdad

La medida abrirá oportunidades bancarias para los trabajadores esenciales de primera línea

Propuesta de ley AB 1177 busca cerrar la brecha de la desigualdad
Familias pierden parte de sus ingresos al cambiar su cheque en tiendas o pequeños negocios.
Foto: Impremedia / Impremedia

Covid-19 puso de relieve una realidad preocupante: los californianos latinos y afroamericanos trabajan desproporcionadamente como trabajadores esenciales de primera línea en empleos que pagan muy poco y conllevan demasiado riesgo.

Además de estar mal pagados, los trabajadores de comida rápida, conserjes y trabajadores de servicios pagan hasta 10 centavos por cada dólar para canjear sus cheques de pago porque no tienen acceso a los bancos.

Durante los meses más mortíferos de la pandemia, de acuerdo a un informe reciente de Wall Street y de The American Prospect, 12 de los 15 bancos más grandes del país recaudaron miles de millones en cargos por sobregiros, en gran parte de los bolsillos de las personas más vulnerables.

En casi la mitad de los hogares latinos y afroamericanos, uno de cada cuatro californianos aproximadamente, carecen de servicios bancarios o cuentan con servicios bancarios restringidos.  Eso significa que no tienen acceso a una cuenta corriente o de ahorros, y para poder gastar el dinero que han ganado, deben pagar tarifas elevadas en casas de cambio de cheques o los prestamistas del día de pago. Servicios depredadores, discriminatorios y costosos que generan anualmente cientos de millones de dólares.

Tomemos el caso de Carmela. Ella sabe de primera mano lo que es perder una parte de cada cheque de pago antes de que uno siquiera comience a pagar sus cuentas. Ha trabajado en McDonald’s durante 14 años y gana $ 14.36 la hora mientras trabaja en un entorno con una posible exposición al covid-19. Utiliza cada centavo que gana para pagar el alquiler, comprar alimentos y un pase de autobús para ir y volver del trabajo, y para pagar un préstamo que tomó para ayudar a pagar los gastos médicos de su familia.

Asustada por las tarifas y los requisitos, Carmela nunca ha tenido su propia cuenta bancaria y durante los últimos 14 años ha estado cobrando sus cheques en un lugar de cambio de cheques dentro de su supermercado local. Le cobran $ 10 por cada $100, lo que promedia alrededor de $ 25 al mes o $ 300 al año. Dinero que podría usarlo para comprar comida para sus hijos y pagar el alquiler.

Hay millones de californianos como Carmela, y es por eso que me uní a mis colegas legisladores, los asambleístas David Chiu, Wendy Carillo, Ash Kalra y Mike Gipson y el senador Ben Hueso para presentar la Ley de Opciones de Banca Pública de California (AB 1177), o BankCal.  Al asociarse con instituciones financieras existentes, BankCal nivelará las oportunidades para los californianos vulnerables, lo que permitirá que más familias aprovechen el dinero que han ganado y lo destinen a poner comida en la mesa, pagar el alquiler y generar riqueza.

BankCal será el primer programa estatal en la nación que ofrece a los residentes acceso a herramientas financieras, incluyendo una cuenta bancaria sin cargo ni penalización, tarjeta de débito, pago automático de facturas, capacidad de depósito directo y una infraestructura para que los titulares de cuentas generen crédito.

California no puede crear una economía estable, ni esperar recuperarse de la pandemia, cuando una cuarta parte de los californianos están pagando hasta el 10 por ciento de su salario neto solo para acceder a su propio dinero y pagar sus cuentas.

La AB 1177 comenzará a abordar la exclusión sistémica de los trabajadores de bajos salarios, ayudándolos a prosperar participando en pleno en nuestra economía.

Y es lo correcto para los trabajadores esenciales y de primera línea que nos ayudaron a superar esta pandemia y pagaron un alto precio por hacerlo.

(*) El asambleísta Miguel Santiago representa el 53 ° Distrito de la Asamblea de California compuesto por las ciudades de Los Ángeles, Huntington Park y Vernon. También es presidente del Comité de Comunicaciones y Transporte de la Asamblea y presidente del Comité Selecto de la Asamblea sobre las personas sin hogar del condado de Los Ángeles.